sábado, mayo 1

En la punta de tu almohada…



Rumor de brumas en la orilla …donde tiemblas oculto entre la marea…cabellos en silencio arrullo… miran el obscurecido horizonte…ingrávidas notas en lentas caricias te envía… en la fría arena… los dedos tu nombre dibujan…la campana azul descansa…aúllan las hojas arrastradas sobre el cercano pavimento…la enramada pierde el silencio pues la despierta la brisa con su nocturna melodía…polvo de sueños como pies de bailarinas danzan frente a ella en un torbellino sin pausa…como abejas peregrinas hacia la astral colmena…


No es vana la poesía…ni lapida olvidada…debajo de la sombra muda…de un árbol cualquiera…agobia su néctar que sube desbocado en vehemente mística que a la mano guía…la noche roza los labios con miel de memorias…de nubes alcanzadas…con el aroma a crepúsculo que ha llegado esta mañana a la almohada…los pies desnudos turba la orilla cuando las alas se pliegan ante la pálida luz que de la luna llega…la música sigue rebelde viajando a la deriva de un barco que no encalla…


Unos labios se unen… separan…hinchados de júbilo…mientras en el cuerpo irrumpe la hoguera…germinando vida…al susurrar frases al mensajero céfiro…mira de nuevo la infantil distancia que los asesina…pero pronto va a nacer el día…espuma llega para distraerla con mágica cosquilla que al corazón invade…pues desde el fondo marino…el rojo arrecife manda mensajes de resurrecciones…de telúricos secretos que han sido anidados en la profundidad de la tierra…la sagrada plegaria le sirve de estrella guía…para escuchar las voces de la primavera que se enraíza en el profundo abismo del universo…


Mixturas pueden sentir el nacimiento de la nueva tierra…como brote de lilas en las ramas…apenas audibles…se posesionan…salpicaran su fragancia de signos vivos… siendo tallos mecidos de luz…aun en el silencio de la penumbra…o cuando pisan terrenos de extraños amores…por sus almas antes desconocidos…viento de música aun resuena…cuando debe dar la vuelta…pues la aurora ya reclama su trono de reina…que en la oscura techumbre ansioso le espera…para impregnar de su asombrosa paleta de colores…que al cielo regala…al asomar el astro rey…en la punta de tu almohada…


Xiomara Beatriz

14 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Cada vez que te leo pienso que utilizas el lenguaje de los Dioses.

Escribes como una Diosa.
Será que lo eres.

Besos.

Jordi dijo...

Como abejas peregrinas hacia la astral colmena, así nos dirigimos los lectores hacia tu blog para encontrar la ambrosía divina de tus textos... No eres una diosa afortunadamente, pero que a la hora de escribir tienes influencias importantes en el Olimpo, eso es evidente...

Suso dijo...

Vaya texto Xiomy, me cala hasta los huesos tu manera de decir las cosas, yo quiero que salga el sol por la punta de mi almohada y me haga ver las cosas claras. besos

Druida de noche dijo...

En la punta de la almohada: un noche que termina y un dia que nace y en la madrugada todo...

beso
druida

auroraines dijo...

Qué noche magnífica Xiomara, y el día prometedor
con el astro rey en la punta de la almohada.

Un afectuoso abrazo, besos

el iosu dijo...

Cual Maga, transformas un caos de letras, en pasaje a nuevos mundos de colores, musicas y sentimientos que en lo mas profundo de nostros te esperaban dormidos... en la punta de la almohada.

besos

El ave peregrina dijo...

Rumor de brisas lejanas que acarician en sueños...que invaden...mientras las nubes arrastran dulce amor a raudales...con viento ensoñado.

Belleza son tus palabras Xiomara.

Un abrazo amiga.

Taty Cascada dijo...

Es curioso, pero todo comienza y todo termina en la punta de la amohada, en tu caso es promesa cierta de un bello amanecer.
Un beso amiga.

Amanecer* dijo...

Precioso texto, no puedo decir más.
Escribes como los ángeles.

Besos.

Julio Fidel dijo...

Cuando cada noche inicio mi Viaje Astral montado en mi Carro de fuego junto a Elías para ir a ir a la Gran Fiesta que se da en tu Honor en el Parnaso me acomodo entre cojines, pues el Viaje es largo.

A partir de hoy me llevaré también La Almohada donde se acunan tus versos y tus besos...y, si tú me lo permites, yo seré el Almohade que te invite a bailar en la Pista el Primer Baile...
Y después de la Fiesta te pondre en un Rincón mi Almohada para que descanses... y justo un minuto antes de que den las doce te despertaré para regresar a mis fogones, llevandome conmigo la punta de tu Almohada.

Cosecharé tus besos de ella y en ella sembraré otros nuevos, Xiomara.

Julio

NV BALLESTEROS dijo...

Xiomara cada viaje tuyo me lleva entre destellos y aromas de sueños...Disfruto cada palabra siento el viento de tus puntos suspensivos...

Querida amiga te dejo mi cariño y muchos besos
Te quiero :)

Pluma Roja dijo...

No tengo la capacidad que tienen tus lectores para dejarte tanta belleza, me consuelo con poder decirte que me encantó tu entrada.

Muchos besos

Aída

Miguel Vivas dijo...

Llevaba por varios temas sin visitarte varias semanas, pero con ese final tan apoteósico en la punta de tu almohada, veo que no bajaste ni un ápice el nivel. Genial guapa, besos y mordiscos.

josefina dijo...

Precioso, como todo lo que escribes.
Un beso