domingo, noviembre 28

El arte voraz de tus versos...


Vamos entre la vida y la muerte
a veces sordos ante el canto del alma
retándonos siempre con la mirada de fuego
cerrando y abriendo ventanas
suspirando cuando nos respiramos
siempre en plena combustión de amor
locura y ternura...
de mis pecados eres el mas divino
pues juntos desnudamos la poesía
nutriendo la trova de lenguaje
de sombras y luces
aves en exilio
eso somos...



Sabes que mis labios siempre buscan las márgenes de tu boca
aun en las tinieblas de tu embriagadora nitidez se deslizan
en la desierta suavidad de la piel de tu rostro
bebiendo vehemente de tu aliento
mientras detrás del cristal
sigue sonando la melodía de la lluvia
los sentidos se sumergen en el soplo de la avaricia
cuando tu velero navega en la ensenada estremecida
del embeleso y locura
que por ti alberga...



Aurora y crepúsculo así coexistimos
entonando con erupción salvaje los torrentes de versos enlazados
con los zarpazos profundos que liberan el grito ahogado
de la pasión pues ella se quita el velo del sofisma
cuando mi alma toca tu piel
la pagana música de tu fuego
habita mi templo
con el voraz incendio
de tu amor...


Xiomara Beatriz

jueves, noviembre 25

Ven conmigo ...

Brookeshaden


Las agujas del reloj suspiran acosando el convulsionado tiempo
la teja gotea el agua pues con languidez escapa entre los surcos
el campanario tañe con ternura sacudiendo las aves
que aun permanecían acurrucadas por la desquiciada tormenta
el lúgubre sudario de las sombras es vencido por la aurora
en mi cabello destila el aroma de los sueños sobre la almohada
va royendo sin compasión la luz del sol en la habitación
pero aun continuo tras la cortina de la ignota realidad
donde las piedras reconoce mis huellas...



Voy vagando entre soles que se anclan entre verdes matices
ellos se despliegan sonrientes entre vaporosos aromas
estos se difuminan en rendido culto a los silenciosos amantes
que en el rio vierten sus fantasías
 como se lanza un guijarro en la infancia
mientras el oro de las hojas ondulan inquietos como pequeños fuegos
el granate de los frutos claman ser alcanzados por místicos pájaros
una casa es construida con palabras que cantan melodías encadenadas
formando el poema mientras el viento se cuela 
creando puertas y ventanas
el techo es espejo donde las nubes sonríen coquetas o con desasosiego
cuando funerales lejanos se apoderan del cielo
 y cuentas de collares fríos
se desploman para ser arrulladas
 por la tierra que tiernamente las acuna
desalojando su melancolía...



Se mecen en ondas el misterio detrás de los postigos
despojándolo del sopor suspiro al verlo con la claridad del manantial
una voz lejana se acerca va creciendo su energía
me ronda con su vehemencia el vestido azul se ilumina
roció de amor es su cálido fulgor se escapa la ilusión de los sentidos
mi cuerpo se torna sutilmente poroso
murmura acordes ya escuchados cuando la luz lo invade
me siento tan amada como la hoja al recibir fuente de la savia
conmovida como niña extraviada que llega por fin a casa
me dejo mecer por los ecos de la música del corazón
los limites es un espejismo que solo ha sido tatuados
por la sed del mundo de poseer el agua
con sus manos...

El rio se conturba
los pájaros amarillos vuelan
la melodía deja un talismán en mi pecho
siento la torva sensación que debo volver
el circulo de la cabellera azul
se motea de ocres...verdes
de risas...lagrimas
pavor...amor
sed...saciedad
lo miro alucinada
oleadas de calor desvanecen el sueño
pero aun siento el aroma florido
con el que baje apretándolo con fe
a mi pecho...


Xiomara Beatriz

martes, noviembre 23

Dime si dejaras que se aleje ...



Me gusta la penumbra que me cubre esta solitaria noche
el farol que con dejadez hace flotar la luz como un vaporoso vestido
aroma a melancolía todo lo puebla como velo tenue embriaga la noche
la luna con su hechizo de quimera se enrosca penetrando mi alma
habitándome con entusiasmo igual que a la rosa enraizada en el jardín
donde una gota de roció recorre lentamente el pétalo
mientras el haz de luz con devoción la observa...




Dime si ahora te convertirás en recuerdo en el álbum viejo
en ese suspiro ahogado que escapa raudo del bosque
lleno de extrañas melodías que te asustan
como el narcótico amor que no te atreves a probar
me refresca el viento el cuerpo mientras en ti pienso
un faro se vislumbra en el horizonte
ondeando luces al nocturno navegante
en espera de la aurora marina
que tiñe de mil fuegos
el cielo...



Abro los brazos preguntándole
 a la ráfaga que me atrapa
y al vestido lo llena de angustia
 al saberse como alas de ave en vuelo
nos desvaneceremos junto a la niebla?
cuando el sol nos desnude de su muselina misteriosa
dime tu si el nudo se romperá 
con las palabras vertidas en áurea calidez
si olvidaras mis cabellos de hojas que suspiran ternura
si dejare de coser poemas en tu corazón
tratando de suturar abiertas heridas
me zambullo en el mutismo
de la pálida flor
pero mis ojos
siempre hablaran
de lo que mi alma
por ti siente ...

Xiomara Beatriz


viernes, noviembre 19

La canción que hechizo la noche...

Pejman Biroun


Un canto sonámbulo entre la arboleda
al corazón llega con rumor cadencioso
la luna en silencio consume las distancias
el fauno se asoma entre las sombras de los arboles
sus ojos brillan arrogantes sabiéndose vencedor
él saborea el amor como el de una tentadora manzana
que palpita de deseo en su garganta al igual que su corazón
va retumbando en las oscuridades propagando su mágico ardor
por la ninfa que canta versos bajo la luna que la acompaña
alumbradola con su hechizo sin remordimiento
mientras ella en silencio siembra una campiña
de sentimientos en el alma...



Aliento vagabundo sopla en el cuello de la musa
tras él coronar sus cabellos de mirtos
su sangre salvajemente ella la siente
cuando encuentra su cálida mirada
que la atrae con ímpetu al presagio de amor
mientras la rodea por la cintura como un rio a la roca acaricia
pulsando las notas de pasión en la piel ofrecida como cuerdas...




Entrecierra los ojos en la nube del dulce ensueño
mientras el ronda su boca con la suya con aura desconocida
resbalando sus dedos hasta el valle que se puebla
de suaves susurros con aleteos de mariposas
desde donde los altares del huerto emanan esencias de flores
seduciendo aun mas a el ave enardecida
que vuela cargada de semillas de pasión
mientras el madrigal desgarra con su voz ardiente
el velo de la noche...

Xiomara Beatriz

miércoles, noviembre 17

Lujuria del alma...

Jaime Ibarra

Como secar esta catarata de que de mí se apodera...embriagando mi entorno del incienso amor que la origino...del cual fui creada como todos...por qué?... las caricias hechas con ternuras se perciben como garras arpías en los corazones... oscureciendo...cerrando todo sendero...arrojándolo con desdén... el cantar del pájaro que en su vuelo solo quiere llevar dulce melodía...numerosos tripulantes de barcos acostumbrados a la tormenta de sus mareas...se quedan pasmados de incertidumbre al encontrar placidez en el alma donde solo los remos halaga las aguas como viajero alado sobre ellas...y desconfían porque toda su fe fue destruida...condenada a ser acallada...a cercenarla si brota de la rama reverdeciendo a él huraño árbol...



A veces siento que los pesares nos arrojan a un oscuro acantilado...en medio de las miasma...se presenta el poema...el verbo arrojado sobre el blanco lienzo...ese que con vértigo va floreciendo de utopías...se lee como un sueño que se reparte como caramelos a los niños...pero que cada silaba este teñida de la sangre...de la medula del amor muchos no lo creen...pues piensan han muerto o peor aun nunca existió...que fue exiliado de la vida en el medio del vocerío de la angustia que se cierne sobre nosotros con los pies empantanados en la realidad...que impide marchar hacia las temidas cumbres...a los azules que torturan llenos de sol...



Quizás padezco de la lujuria de amor del alma...esa que se mueve con agilidad en los confines de las estrellas...que beben de la luminosidad de los bosques...en los ríos que con sus ecos recorren las montañas...en la voluptuosidad en el lenguaje aromático de las flores...en la ternura de las miradas de los niños que aun no se contamina...a mí también me abruma el peso de la existencia...pero me gusta repartir auroras...y me pregunto...por qué?...no puedo invitarte a mirar el alba...a descubrir el soneto de la vida...el guijarro en la orilla del mar...callar ante la grandiosidad del viento...en la gloria del sol...de la complicidad de la luna...o a correr juntos por la pradera de tu alma...yo soy tenaz y seguiré empujando con fuerza los postigos cerrados...aunque muchas veces no logre abrirlas...pero siempre ten por seguro que lo intentare...


Xiomara Beatriz

lunes, noviembre 15

Verano en invierno....


Pier Toffoletti

Rezagadas trovas en el cuello florecen
tu aliento lo recorre como un sueño
mezclando la fragancia del deseo y alma
el rezo florece en las colinas
mientras tú te embriagas del canto de su piel
bajo el mágico esplendor del azul descalzo danza
el apasionado céfiro recorre las laderas
ríos de humedad suavemente el delinea
canturreando éxtasis en el capullo
mientras la luna arde en devoción...



El atavío duerme perezosamente a lo lejos
la noche inunda los senderos desiertos de lluvia
al cerrarse la puerta la soledad agazapada muere
brota el dulce mirar en la devuelta sonrisa
las cataratas de susurros
el corazón aprisa
todo retumba
las paredes que antes se abanicaban
del silencio
esta noche lo hacen
por el ardor del lecho...




De la flor salpicada de amor
en el espesor del bosque
brota la aurora impaciente
rubores atraviesan la faz
en el bamboleo del navío
tiembla en la aventura
atravesando el rio
sediento de amor
que en el invierno
la noche lo va convirtiendo
en ardoroso verano ...



Xiomara Beatriz

sábado, noviembre 13

Vitaminas para el corazón ...




El cielo azul me habla de ti
como marinero del rio Ebro
proveniente del manantial del Fontibre
en dulce recorrido vas con el alma en escandalosa alegría
con el viento de arriba en tu rostro
aquel que baja suspirando entre las montañas
la orilla está llena de hermoso sortilegios que besan tu paso
el canto de los arboles de álamo llenos de luz en sus hojas
las aves curiosas ven el discurrir de tu barca
mientas pacientes anidan ...


Una flor silvestre se posa en tu corazón
con virginal dulzura un ave la implantó
ella repentinamente ha estremecido tu mundo
con la calidez de sus colores
escucha contigo el rumor del rio
la mutación de su corriente
igual que la de tu corazón...


Como alas de pájaro en incipiente vuelo
juntos sonriendo van observando
a la luna ferviente que alumbra el camino
queriendo formar parte de tu suave respirar
cuando la aurora comienza a despuntar
suspira contigo ante las nuevas trovas
que los embriagan con su perfume el día...


Eres azul de alma profunda
sopla el sol cuando su inspiración llega
esa que te despierta rubores
bajo el resplandor de su rostro
en cuya sinfonías
las ternuras se despiertan
cuando por fin la noria de sonrisas
comienzan a florecer en tu rostro
y al sentir tanto amor
ella se convierte de flor
a mariposa iluminada de colores
en el huerto de tu alma ...

Xiomara Beatriz

viernes, noviembre 12

La luna brilla por ti...Feliz Cumpleaños querido amigo! oso digo Iosu.



En el pulmón del bosque un niño
volaba su mirada a la luna
el cielo saturado de estrellas sonreía
pues él es cosecha florecida del amor
un día abrió las oxidadas puertas
para descubrir su alma
lejos de la cotidianidad...

Ahora la noche le susurra
voces que antes no escuchaba de la natura
en enormes rocas pasa horas asomándose a el mundo
del misterio de la rosa que vive en la hoguera
una gaviota echa a volar en mi puerto
derribando la distancia a su vuelo me uno
como un espejismo me cuelo en su mundo ...

Ramilletes delirantes de dulzura le entrego
huellas de luz en medio de lo sombrío
azahares embriagan el entorno
cuando sacudidos de risas contemplamos
la policromía de realidades que como encajes nos unen ...

Xiomara Beatriz



http://hayonohayku.blogspot.com/

miércoles, noviembre 10

En el navío de los sueños...


karlie-annie


Verde pasto cuyo abrazo va atizando los pensamientos
de nuestra historia de amor
una nube besa mi cuerpo con su sombra
mientras intento escuchar la música de la tierra
el árbol del manzano me confunde con su fruto caído a sus pies
deja que voces traslucidas de luz me cortejen inspiradas
a través de sus hojas que se balancean con el céfiro que suavemente las acecha ...


Mi alma ansiosa de tu verso
de la voz sin cuerpo
de tu trova con acento enredado
de tus ojos de espejo
de tu verde fragosidad donde trepan mis rojas rosas
devorado leyendas de pasión en la piel
predestinadas a ser realidades
yaciendo en la huerta bruñendo el sol
besando tu frente
saboreando la ambrosia de tus labios...



En el navío de los sueños
voy meciéndome a la deriva victima de la tempestad
que de mí se apropia pues el alba intensamente
en los polos del sur aparece
allí donde se produce miel
y el bardo lo consume postrado de deseo
mientras sin aliento me deja
apresurado ambiciona ser cautivo
navegante frenético en el rio
en mis honduras ...

Xiomara Beatriz

martes, noviembre 9

Ecos del mar...

Elena Kalis


Convulsos torbellinos en sueños me llevan a lugares
diluidos en la memoria que insistentemente me llaman
hilos que me atan a las estrellas en el lago inmenso del universo
una libélula se posa en la rama luego de zigzaguear en mi entorno
hechizado mi curiosidad la sigo...


Cuando de pronto suena
el rugido atronador
entre las montañas
como trote alocado de caballos
mi corazón late murmurando palabras
para balancear mis raíces
ante el bramido de la puerta que se abre
con el chillido de las bisagras
que arquean el tiempo en el espacio...


Una tenue cortina de niebla
me desliga del balbuceo de lo real
esculpiendo una arquitectura
fuera de la escala de los sentidos
como una pintura nada está colocado al azar
el vacio lleno de eternidades resplandece
los colores charlan de los antiguos cielos
y sobre la risa de los nuevos
que me hacen traviesamente cosquillas...


Lo viejo... lo nuevo
en deliciosa confusión
danza con sus excentricidades
entre los colores vibratorios que conforman
el instrumento musical
del amor que nos contiene
mientras oquedades a lo lejos
respiran como profundos acantilados
impacientes pues todo lo quieren devorar
divergiendo aun más la coherencia
a la que nos aferramos...


Locos sueños míos que me cubren de pétalos de flores
con sus aromatizadas sensaciones de paz
en dialogo particular con la profundidad
que me regala palabras
para que teja complicados versos
que irán compartiendo sinfonías
que se escuchan desde adentro
y que todos poseemos solo
hay que atreverse
a tomar el farol
para nadar
con valentía
en nuestro
propio
mar...

Xiomara Beatriz

sábado, noviembre 6

El gemido de las cuerdas del violín...

mariana-idzowska

Jadeantes melancolías husmean mi alma
que danzan entre mi primavera
como vals profano se balancea entre mis flores
arrastrando las cadenas del pasado
que lo hace vivir como fantasma ahogado en desconsuelo
se detiene cegado por los botones plateados de mi vestido...


Se acerca catando mi cabello
que retira suavemente de mi cuello
persiguiendo su curva con sus labios
recorriéndolo hasta el arco del hombro...



Un sonajero ruidoso el corazón parece
mientras entreabro los labios
queriendo beba la miel
que en mi habita
sus ojos espían los míos
en buscan de notas de estíos
los susurros se escapan sin cesar
que nos alejan del féretro de la vida...


Leve aliento a la suave rosa
saca de su lúgubre luto
cuando su caricia la turba
mientras desata lazos con divinidad
queriendo entrar a mi morada oculta
donde el agua mana
resbalando en las entrañas
a la sombra del ciprés ...

Danza que se gesticula al son de un arco
que apasionado roza las cuerdas de un violín
mientras los lobos aúlla en la profundidad
zarandeando el bosque donde aletean los cuervos
esos que nos llevan al cielo...


Xiomara Beatriz

viernes, noviembre 5

Vagando sin el sol...



El ocaso vocifera su música
el sol estuvo hoy agazapado
en la copa de los arboles
el viento se mueve sin cesar agitándolas
pienso que sería moverse con el viento para llegar al sol
pues hambrienta de él me encontraba
como las raíces que a la tierra se aferra
en la tormenta evitando la masacre del exilio...

Luz porque te escondes y a la cita no vienes
reflejándose en mi rostro con la alegría de tu cántico
te escabulles de los capullos como amante
dejando ráfagas de melancolía
alcanzo a ver mar donde antes caminaba
devorando los zapatos rojos de la orilla en silencio
que deje olvidados o seria un premeditado regicidio ...



Mis ojos se avivan ante mi alma soñadora esa que se balancea
entre los faroles y la profundidad de las oscuras calles
viendo la luna asomarse y las gemas a bordar el negro terciopelo
un deseo me atrapa salvajemente impregnándome de la lujuria
de mi corazón que con viva voz te llama como antorcha viva
buscando el oxigeno con ímpetu que de ti emana ...



El silencio es roto ahora por la pluma que se desliza
humedecida de sentimientos al llegar a casa
como pincel ansioso de pintar los suspiros
ante el paisaje que en el lienzo quiere atrapar
moteando con prontitud los colores del ensueño
al tratar de crear un poema que vaya delineando el cuerpo
que en anhelante afonía te espera...



Deseando declamar luego versos seguramente antes dichos
pero con matices diversos con mis líricos labios
para ir iluminando lo oscuro en retadora osadía
haciendo que el fresco aire otoñal
se convierta de pronto en plegarias
del soplo estival...

Xiomara Beatriz

lunes, noviembre 1

No sé cómo decir adiós...





Bucólicos senderos recorro alumbrado por faroles
el olor de la isla huérfano de mezquindades 
nunca lo olvidare
meditabunda lo recorro grabando en mi memoria
cada detalle temerosa de que se borren un día
un espasmo de tristeza me recorre
como un largo beso de despedida
y sigue soplando el viento
 por todos los flancos
converso con él mientras la noche
es sacudida por el canto de ranas
hay un barullo de agitación 
enardecido por las
celebraciones...



No sé cómo decirle adiós 
me embriaga su ambrosia
pero siempre seré una peregrina 
cantándole al amor
será que me recuerden las aves cuando me vaya
o la caricia del mar en la orilla extrañe mis huellas
habré sido capaz de dejar hogueras
 perennemente encendidas
 en algunos corazones que he conocido
por los cuales siempre me sentiré bendecida...



Me detengo a contemplar unos chicos que ensayan
queriendo arrancarle notas a sus instrumentos
sonrió al verles ajenos  aun de comprender
el desafío de la vida
 celebrando la muerte con entusiasmo
tiembla la piel comienza a refrescar
 me envuelve
la fragancia de inciensos 
mientras brilla la luz sobre el canal de agua...


Habrá aguacero en mis ojos 
cuando deba decirle adiós a la isla
como le he dicho a tantas tierras 
miradas de ternuras
manos pequeñas
almas debilitadas
que he visto como fortalecen ante el amor
dado sin medida y sin esperar nada a cambio..


Dulces cantos se acunaran por siempre en mi corazón
lleno de extraños sueños 
donde los soles danzan abrazados a la luna 
y la melancolía son ramas que alegra el rio de miel 
que nutre los campos llenos de versos ...

Xiomara Beatriz                                                      


México Fotografia Xiomara...