viernes, febrero 25

El casting de los muertos...

Vladimir Clavijo

En la cerrazón de la noche
con mis pies hundiéndose en el suave paisaje
donde las rompientes en soledad besan la roca
vibra la vida como el beso en la esquina
de mis labios que aún murmura
su sabor de amor


Fluctúa la bruma cuando la luna teje sus hilos
mientras bajo su luz un poema de amor bosquejo en la arena
me pregunto cómo puedo amar a un extraño
aun separada por el lago de la distancia
pues el alba enmudece ante los colores
que el me provoca vestido de sol
en el sur de mi horizonte.
al final de su peregrinaje sobre mi


Él llegó a mí como una señal vibrante
en la espina dorsal de mi mundo
yo le invite a volar en el universo a mi lado
incluso ante la constante opresión de las tinieblas 
a nuestros colores
que no pudieron sobrevivir ante la tempestad de la vida
dobló la esquela que reposa en mis manos
con asco
la arrojó a la hoguera
yo no puedo aceptar el agobio
del vientre de la tentación que me incita
a realizar el casting de los muertos
en vida.

Xiomara Beatriz


jueves, febrero 17

Desde la húmeda bahía al Olimpo...

                   Húmeda bahía
Fotografía Xiomara Berrios


Las musas me envuelven con su magia
danzando unas veces en silencio
ellas van tratando de alcanzar 
el rubor de la aurora
del verbo de sinfonías
 luminosas
 que me provoca
la rima del latido
 del amor que me nutre...


O se sumergen
 detrás de los salvajes
 caballos blancos
hacia el templo de Poseidón
donde la tristeza muchas veces
 me ha querido recluir
pero las Náyades 
tiemblan ante la música
 sublime del alma
arrancándome 
del  salado viaje 
del Hades
para purificarme
 de su fuente
de agua dulce...



Gea entonces me acuna
luego de las acrobacias de Eolos
que en suaves movimientos
va secando
 los senderos de lluvia
 en mi rostro
con su ternura
mientras Afrodita
me promete pernoctar 
para siempre dentro de mi ...



Y
vuelve el poema con fuerza
a susurrar vocablos 
mientras gotitas de brillo
cubre mi nuevo vestido 
de verde de esperanza...


Xiomara Beatriz

martes, febrero 15

En el mar de los recuerdos...

ave

Fotografía Xiomara Berrios

La voluble existencia es como partir
en un galeón envuelto en brumas
los amarres sueltas en sus aguas
mientras esperas
que el sigiloso viento
sea tu cómplice..

El latido de los recuerdos
incitara muchas veces la marea
con la tormenta de sus mensajes de regreso
la mano abierta evocara la huérfana caricia
mientras te conmueve la plácida melodía
que pasea elevándose entre el azul
hacia el bosque de nubes...


Ahora la tierra firme me parece tan lejana
el crepúsculo adorna el horizonte con su carruaje colorido
la espuma murmura ante el viajero alado
que se detiene a descansar
en una solitaria estaca
clavada en el lecho marino
el va absorbiendo mi desconcierto
cuando ancla su mirada en mi
creando gérmenes de paz en mi alma
para mecerme con dulzura
en la melodía del amor
que me dará fuerzas
 para enfrentar
el desafío
de la vida..


Xiomara Beatriz

viernes, febrero 11

Inseminame con tu eternidad...


David Bellemere


Pájaros sobre el mar se precipitan con avidez
en la oscuridad de sus aguas
 ellos van sustrayendo vida
el jolgorio de la orilla me distrae por un momento
pero sigue la estrofa irreverente
queriendo ser la reina de mis pensamientos...


Se enlazan los vocablos como el reverbero del deseo en las caderas
desenredando su desasosiego como tu desenredarias mi vestido escarlata
voy escuchando las campanas que llaman a la feligresía
como el eco de mi amado corazón en la lejanía
me tumbo en la blanca arena
con los brazos abiertos...


Mientras el horizonte perdido suspira
un ave hace sombras en mi rostro con su vuelo
el príncipe de las nubes se asoma
se escucha el arrastrar de los remos
en los costados del bote
lo etéreo me abriga como manos cálidas
cuando el huracán de sensaciones
 se inscriben en mi piel
mientras mi pecho respira agitado
musitando por lo bajo
inseminame con tu eternidad...

Xiomara Beatriz



miércoles, febrero 9

Árbol de luz...



Entreabriendo puertas
en una de ellas
existe un árbol de luz
preñado de colgantes ramas
en cuyas hojas plateadas se estremece
el bramido del fulgor de la vida...

En el agitado silencio
caen mansamente flores blancas
mientras pájaros azules jubilosamente
le regalan su tonalidad al cielo que los abraza
igual que a él níveo lienzo la tintura índigo del pincel
con una pincelada única lo convierte en un tangible mar...

Distingue la niebla en su absorta contemplación los versos del rio
que van delatando las cautivas historias de sus aguas
mis pies inquietos ante tanta belleza descubren la seda verde
que con ternura se ha ido apropiando de mis huellas...

Llueve polvo de estrellas debajo del jardín
sonrió al verlas mientras sentada
bajo el árbol  curioso
que ronda con sus ramas
el inacabado poema...

Voy enlazado con pasión las palabras
con la tinta escarlata de la resina del corazón
me dice que debo de tener cuidado
pues glaciares enteros se han disuelto
con apenas del roce ardiente
de unas gotas de ella ...


Xiomara Beatriz

domingo, febrero 6

A través del sudario del alba...

Anastasia Volkova

Embriagada del sol que susurra melodías en mi piel
observando el viajero alado que al mar rinde homenaje
al ver enamorarse los azules en el horizonte
envuelta en el libertinaje de la brisa
esa que transporta el mágico almizcle despertando los sentidos
tú quien me fecundas una y otra vez
de versos
con tu amor...


Buscas con ansias el calor de mis labios
ajeno a los tormentos de la vida
cruzando sin temor el rio del olvido
 lleno de murmullos del pasado
tus dedos que exhalaban crepúsculo
desgarran con ternura el sudario de mi alba
comparsa de sensaciones que flotan como relucientes mariposas
en el bosque de la pasión...


Voz que sale de la profunda sordera del camino cenagoso
mendigos hambrientos del placer clandestino nos convertimos
cuando a través de las tinieblas bullen los suspiros
mientras tu mano
empuña la mía
sin hipocresías...



Xiomara Beatriz

martes, febrero 1

Aprendiendo a respirar...



A la espera de la oscuridad el sol se despide
pintando el cielo con sus infinitos matices
los mensajes se expresan en silencio
revelando lo que acontece detrás de la habitual niebla
el viento interrumpe con su canto queriendo acompañar
a el universo en su versar
soneto que da la gloriosa bienvenida a las estrellas
y
detengo mi mirar
para aprender a respirar...



Mi alma se aleja en el fulgor de los valles
esos que no se distinguen aun
en el fluir de los ríos que envuelve a los planetas
en las extrañas florestas de albor 
que pueblan el jardín oculto a los ojos
en las túnicas de suaves contornos que acompaña los cuerpos
que pasean sin reparar en la mágica belleza
 que en dadiva se nos otorgo
en los portales ensombrecidos esperando desatar sus cadenas
al descubrir que somos verbo vivo
del amor
cuando aprendemos
 a respirar...


Mi vestido azul esta ahora ataviado de la tarde luminosa
donde mis pies absortos yacen en la suavidad de la blanca arena
el reloj lunar está impaciente por deslizarse
avanza con la certidumbre de quien se sabe amado
pues está consciente de su relación eterna con el cosmos
somos cada uno una singularidad del color
quiero seguir observando
cada ristra de tonalidades
 luces
oscuridades
que hay en ti
aprendiendo a respirarte...


Xiomara Beatriz