jueves, marzo 31

Ya se vislumbra el mes de abril...


Xiomara Berrios Fotografía


Observo la espuma deshecha al alcanzar la orilla...el cielo atesorando sus colores...el día  se viste de vida mientras el viento se lleva mis palabras...



 Delirantes hojas se dispersan por doquier, las barcas apenas llegan de su nocturna jornada en el vaivén de las olas, el viento silba haciendo bailar las palabras escritas, mi corazón se rinde ante la naturaleza. Mis tristezas amuralladas rompen el dique, mientras el silencio se bebe mis lágrimas, yo amo la vida aun cuando me lance a las tinieblas...


A lo lejos se escucha el murmullo del pueblo que se desgarra ante el manto de la cotidianidad, el sol comienza a lamer la orilla dándole un tono mágico, el vuelo de las aves  como reverente oración  en el cielo danzan...las gotas de roció rompiendo en una roca, pareciera una trivialidad pero a mí me da paz. ¿Cuál es mi historia? ...pocos saben algo de mí, el vestido rojo hace contraste con la blanca arena  y desordenados granos de arena invaden la tela, formando pequeñas luces...chacales de la luz me acosan, lunes, martes...miércoles, pero soy irreverente, profano la melancolía que amenaza con enquistarse en mi alma...


Aun queda en mi mano una hoja, un poema, la abro y lo dejo volar que forme parte del mar, de la jungla de cemento, del bosque, a donde quiera llegar, quizás llegue a otra mano,  que al leerlo se preguntara quien lo habrá escrito, quien sabe tanto de mi ,que en versos coloca mis sentir ,la luz vibra me dejo llevar por su música que me cubre con su red de amor, las copas de los arboles anuncia la llegada de abril ,sonrió, es el mes que nació mi luna, ya pronto estaremos juntas otra vez y mi corazón se desborda de felicidad mientras la brisa me acompaña en el sendero que me lleva a casa de nuevo.


Xiomara Beatriz


                

sábado, marzo 26

El jardín secreto...


El corazón retumba cuando la noche va cayendo
la luna al poeta inexorablemente le atrapa
su luz ultraja el cuadro negro
dándole un tono bruñido
 a las hojas que al árbol viste
la mordedura del amor aun continua fértil
con  su veneno
va invadiéndolo todo...

Las estrellas son cirios
 que en el  sendero le guían
mientras se retuercen imágenes de temores
entre las sombras
ternuras acarician su vestimenta
con  impaciente suspiro
en el extinto silencio...

La sangre susurra como salvaje río
al devorarse el fruto bermejo de sus labios
albedrio de sensaciones le sofocan
como noche de estío
mientras el dulce perfume
de la flor se despliega
envolviendo la espiga
que invade las soledades profundas
del secreto jardín ...


Xiomara Beatriz




martes, marzo 22

Y resulta que la poesía para mi tambien está en ...



METİN DEMİRALAY

Caminando en el rojo atardecer
bajo mis pies crujen los olvidados sueños
que van dejando en tropel otras almas
antiguos poemas en clorosis
víctimas de extraños letargos …


Me hechizan las formas
de las ramas de los arboles
donde la brisa y la luz
se cuelan plácidamente
allí se agita el poema
en este instante
que sobrevuela lubrico
de pasión viviente
escupiendo los venenos
de la melancolía
para luego depositarlo
entre la grafía embriagada
de mis sentimientos...




Y resulta que la poesía para mi también
está en la comisura de tus labios
en el perfume tuyo y mío
envueltos de ardor
en ese sol inmortal
en la menuda lluvia
que humedece
nuestra piel .


Xiomara Beatriz

jueves, marzo 17

La charla...



Jean jacques Henner



Cerré mis ojos
me deje embriagar
por el silencio


de la luna
del mar
que son lo mismo
un ilusorio ensueño
allí donde los arboles
tienen una melena de luz
que se deja arrullar por la brisa
que causan los suspiros…


Aspirando la quimera
de los enamorados lirios
riela la luna las aguas
en el divagar
de los peces
por mares
embriagados
de azul
del cristalino
destino…


Las corrientes
que vulneran
los caminos astrales
con su oscuro transito
solo son remembranzas
mientras los muelles
acogen mis pequeños pies
sobre el espacio sideral
con alegría…


Ya en las miradas no hay secretos
el palpitar de una boca rima con otra
el silencio exhala regocijo
al sentir la armonía del palpitar
de la música de las entrañas
en el vientre de las estrellas
donde las colisiones
provocan el nacimiento
de los suspiros
del anhelado
nirvana…


Xiomara Beatriz

domingo, marzo 13

El libertino amor...

David Bellemere...

Respirando  la noche

 que besa la orilla de mi cama

sintiendo el murmullo de la entrega del sol en el horizonte
el libertino amor que se mece en nuestros diarios pensamientos
el voraz incendio que traspasa nuestra alma
para invadir nuestros sentidos
que aúllan de audaz pasión
 fecundizándola
desde el vientre del poema
donde se abren
versos 


Donde
silencio se hace
al escuchar blasfemar el universo
ante el desasosiego de caricias que retoñan 
sin cesar en el nido de sabanas donde 
las áspides mezclan el ardoroso
 veneno de sus bocas
donde sus manos ya no son palabras 
que picotean los dedos
creando leguajes nuevos
 que van resonando por doquier
esos que no se aprenden leyendo libros
sino en la musicalidad del roce
en la humedad que recibe el crepitar de los leños del deseo
pues siempre fueron designio de la eternidad
“ Maktub ”...


Xiomara Beatriz


martes, marzo 8

Réquiem al borde del acantilado...日本国





Pintura de Laura Knight.


Yo también
veo calles rotas
los pasos cansados
las paredes que lloran
los colores que algún día
las atiborraron de luz
las manos viejas apoyándose en la nada
el sol criminal  en la piel desgastada
las miradas perdida en sus propios miedos
la brújula de las almas extraviada de la película ajena
el torrente verbal plagado de falsas actitudes morales
el histrionismo encapotado que se funde con la línea literaria
ese suave arrullo hipnótico de cantos de sirenas
mientras las olas siguen irrumpiendo el marasmo de la roca
en el réquiem de la vida.

Xiomara Beatriz



viernes, marzo 4

Cuando el amor camina con vocablos...

                                                                Yuichiro Miyaco


A oscuras se desliza en la esquina
esa penetrante mirada que lo inquieta
en medio de la quietud de aposento
el se asoma a través de la ventana



la sombra es un eco
una incógnita
de luz por descubrir

suena la música
mientras el olor
a tierra mojada
que todo invade
con su fina túnica
la eternidad susurra
parafraseando al universo
en poemas que le atrapan
como el arco a la flecha


en trance como
una catarata de amor
le baña con sus vocablos
lamiéndole su piel
fogosamente sin tocarlo
el descubre que la bohemia
se esconde debajo de sus faldas


ella se acerca con su misterioso semblante
le mira habitándolo con su intuición
al enmarcar la curvatura de su rostro
con su mirada
y
un árido verano
en sus labios
ella
despierta



Xiomara Beatriz

miércoles, marzo 2

Mis madrugadas...



Me gusta saborear el misterio
esperar cuando el crepúsculo
obscenamente va cediéndole al cielo
huellas de increíbles colores
recrearme  de su elixir  ígneo
ese que  me acaricia
 más allá de mis  sentidos...

Me acompaña el vuelo del ave
agitando sus alas
como poesía
el rumor de las hojas
escapando de indolentes zapatos
 que  las hacen crujir
el doblar de las campanas
del latido de mi corazón
exiliada  de la espuma marina
pero no de las palabras que tu engendras  en mi
ellas vuelan como mariposas  
cuando se convierten en sentimientos
me entrego a ellas
totalmente
enamorada...

Xiomara Beatriz