martes, enero 31

Estalla el fuego en el cielo...




Estalla el fuego en el cielo
gruñe su reflejo en las persianas 
los vacíos se comienzan a llenar de anhelo 
el azul es una dulce ostentación en la cornisa 
los pájaros suspendidos en el cielo
parecieran palabras queriendo germinar en el silencio
comienza a devorarse el enigma
el espíritu lleno de alegría es ligero
la imagen presentida aguarda detrás del espejo… 


 El sol en su ebriedad esta cantando
se corroe la gélida distancia
los dedos tiemblan latidos del corazón
los ojos alumbran el camino en medio de la sombría espesura
pero aves enfermas de nostalgias comienzan a poblar la cercanía 
la flor solitaria es abatida por el implacable soplo invernal
se marchita el lenguaje de los ojos enamorados 
la bestia deja sus fisuras y se comienza a beber la ausencia …



 Xiomara Beatriz

miércoles, enero 25

Un breve paseo...


Crepita la tarde con su continua sinfonía de hermosura
el viento arrastra los espectros del árbol derribados
el color va inclinándose suavemente en el ensueño infinito
en el proscrito confidente azul ahora vagan ágatas de fuego
el gris de la piedra se estremece por la percusión de la existencia
respira el silencio su enigma entretejiendo profundas melodías
boga la soledad como ángel guardián…



  Los pies sumergidos en el agua viva no vacilan
ecos pretéritos como largos cabellos van flotando
se desgarra el enloquecido vestido hecho de versos
apenas se balbucean presentes
el espíritu se hace poema
la noche primavera
se trepa en el ruido de las estrellas
mientras ronronea la luna
en el jardín de los geranios…

Xiomara Beatriz 

jueves, enero 12

La niebla...


Salados cristales resbalan en la comisura
que una vez la sonrisa hábito
el viento ahora calla
ya no sacude todo a su paso con ráfagas de alegría
una impávida niebla rodea la hoguera de su corazón
va atravesando el sueño
sin los rostros de antaño en el horizonte
bajo la tormenta de álgidas rosas blancas 
ahora se encuentra


Las horas sin cosecha el tiempo marchita
las nubes que todo lo rodean mueren al tocarlas
extrañas formas en la arboleda menguan a lo lejos
su mano palpa con angustia las paredes
como una niña extraviada escucha el latir de su corazón
el frío gris se corroe a su paso
ve el candado pero no encuentra la llave
 siente que la jaula al final
se devorara el pájaro.

Xiomara Beatriz 

domingo, enero 1

Bordando sueños...








Escribo para mi misma
mientras el aullido del lobo todo lo inunda...

El dorado sol tiembla su agonía
en el teñido catre de mil colores...

La luna se adorna de diademas de estrellas
mientras la luz mengua...

El viento se esconde en el arbusto
presintiendo el vocablo...

La voz de las letras corroe con su sed
el lienzo...

Alucinado el silencio huye despavorido
ante su acústica...

La noche embellecida de versos
al otro lado de la ventana sonríe...

Canta su embriaguez la pluma
con su mar de ébano...

En ese vaivén viaja sedienta
el alma...

El sutil aliento de la lámpara
conmovido observa...

Se comienza a bordar el sueño…


Xiomara Beatriz