jueves, diciembre 17

Alfileres de luz.

         
La palabra desnuda en el frío se marchita
un perro en orfandad en la tortura del hambre danza
intento no mirar tu ausencia mientras al cristal me acerco
aquí nadie duerme las farolas siempre encendidas
el murmullo de la música a la luna atosiga
y el gemido del volcán a la montaña hiere

El dolor en el traje del amor aún respira
en este espacio cubierto de antiguas letanías
¿Para quién escribo?
En el limbo de las memorias atraviesa tu sonrisa
como un dulce arrullo de la hostil noche
sonrió deslumbrada por las libélulas
que guardan el secreto de la vida

Entro en la magia de la brisa
viajo entre las puntas de alfileres de luz  
que a las tinieblas espía
el rumor de tus latidos a ti me guían
en el dorso de la madrugada
beso tu garganta para que mis silencios
se tornen raíces de versos
que habiten por siempre
tu alma.


Xiomara Beatriz



martes, diciembre 1

El abril de las aves.

Wojciech Paliwoda

Veo tu rostro detrás del espejo
leo tus versos como una marea
que con todo quiere arrasar
como si el juego hubiese concluido

Miro tu corazón que no se apacigua
entro en él atraída por tu alma
llevo velas aromáticas
hechas con las raíces
de la vida

Intento verte
escondido como estás
tras una cortina
pero tus ojos despuntan
como  la aurora
en el oscuro corredor

La marea comienza a descender
ya no amenaza ahogarme
bajo el torrente de tu tristeza
la armonía de mi voz te sosiega
la mudez del abismo caduca
el sol despierta de su somnolencia

Preguntas quién osa tu soledad fastidiar
te digo adivíname entre las metáforas
soy el abril que charla con las aves
el caos del color que germina en las flores
el viento suave que acaricia tu rostro al despertar
soy el poema que aún no se ha escrito
la cornisa de niebla que te invita al misterio
soy la túnica que se despoja de una hebra de hilo
para entregarte y te permita descubrirse
mientras te susurro muy quedamente
querido no te des por vencido
pues el juego apenas
ha comenzado.

Xiomara Beatriz