jueves, junio 28

Siempre dices adios...

Felicia Simion ...



Torbellinos de emociones es cada encuentro
nos absorbe la pasión en el antes vacío espectro
perdidos y olvidados
en la morada de la soledad
un día nos arrojaron
 con pólvora de versos en nuestros dedos
 nos arrullamos...




Como ave nocturna
 viniste murmurando un chocante dolor
abriéndote paso entre la multitud silente
recorrí aquellas sombras refugio de dardos
que como murciélagos a toda luz embestían
pero la trampa de tu risa escuche
y
volví a trazar
el oscuro poema... 


Sucedió que mi reflejo en ti descubrí
un teclado con música oculta en clave de sol
un alma en espiral
con caravana de sueños
bordados tercamente en las paredes
en un mundo de atroces metáforas
de rostros que son apenas bocetos
en medio de ese peregrinaje de siniestras profecías
mientras tus ojos y mis ojos se escuchan
vuelves a decirme adiós
en la rueda dentada de la vida…


Xiomara Beatriz  





5 comentarios:

Jordi dijo...

Con pólvora de versos en los dedos, las despedidas son una pausa en el viaje, un detenerse en el camino abrupto, siempre cerca del precipicio de la incertidumbre,a la espera de que los ojos vuelvan a escucharse...

TORO SALVAJE dijo...

Decir adiós a quien nos rechaza es un supremo acto de inteligencia emocional.

Besos.

ReltiH dijo...

MUY AGÓNICO CIERRE.
BESOS

Omar de enletrasarte y masletrasarte dijo...

esos destinos, errantes
buen poema
saludos

César Sempere dijo...

Que sea un hasta luego.

Besos,