lunes, febrero 27

Inquietos ante el silencio...



Frente al espejo ronronea el tiempo
ante nuestro encuentro
las flores se vuelven estrellas
los sueños suben a la bóveda del cielo
el sol emerge de la sombra
el mar borbotea intensamente la alegría en la orilla
los dedos humedecidos de musas garabatean versos
la garganta tararea musicales notas…
igual que lobos en el bosque
caminamos inquietos en el silencio
ruge de pasión la sangre
como una loca serpiente
tomamos la vida por la cintura
y
le cerramos los postigos
 a la melancolía …

Xiomara Beatriz.

8 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Adiós melancolía.
Hola pasión.

Besos.

andré de ártabro dijo...

Cuando el pensamiento convierte a las flores en estrellas , claro que no hay cabida a la melancolía.
Un beso.

Pluma Roja dijo...

Me encanta ese "tomamos la vida por la cintura/y le cerramos los postigos a la melancolía". Siempre hay un nuevo amanecer querida Xiomara.

Muchos besos amiga.

Jordi dijo...

Frente al espejo, ronronea el tiempo como felino ágil e inquieto... A través del espejo, en el territorio verdadero, el tiempo se detiene en un tiempo sin tiempo...

enletrasarte(Omar) dijo...

afuera la melancolía, todo parece mejor
saludos

josefina dijo...

Precioso poema y una música .....
Un beso

Sneyder dijo...

El mar, las flores la pasión que ruge en el silencio…nos hace dejar que vuele la oscura melancolía…para que el sol vuelva a brillar de nuevo.

Un inmenso y cálido abrazo Beatriz

Anónimo dijo...

Con tanto dulzor de movimientos nuestras copas de vino difícilmemte no rueden antes que nosotros al piso...xiomy ¿no?