jueves, junio 13

La verja del cielo...


Katia Chausheva.


Trepida vehemente la verja del cielo
bajo oscurecidas nubes la luna resbala
la calle de los pasos se desmelena
la impúdica lámpara sigue el vuelo de las mariposas
en la blanca simiente
el mar brama sus retenidos recuerdos
sobre el ebrio farol
el corcho de la esencia se abre
perfumando la desteñida habitación
las siluetas danzan en la pared ataviados de fiesta


Sigue el dialogo con el espejo queriendo retener
el sabor a caña dulce de la primavera
la huella de la lengua húmeda
catando los zumos de la piel canela
la insinuación de las sabanas deseando volver a eel naufragio
pero la tallada luz del diamante trenza el destino
y
el tiempo huérfano de tu presencia
a las flores al pie de la escalera alcanza
mientras la medianoche va cayendo
en el jarrón azul.

Xiomara Beatriz.




10 comentarios:

Jordi dijo...

Alguien aspiraba a ser en la vida supervisor de nubes tumbado en una hamaca, pero es mucho mejor oficio ser catador de zumos de piel canela en las sábanas insinuantes...

ReltiH dijo...

COMO SIEMPRE; MUY BELLO TEXTO.
UN ABRAZO

elisa lichazul dijo...

que belleza XIO!!
sus metáforas van tejiendo muy bien la contemplación refleja plasmada

besitos y feliz feliz semana

Juan Pardo dijo...

Una poesía que expresa la esencia de la literatura en estado puro como decía Juan Ramón Jiménez:Belleza,conocimiento y ansia de eternidad.Un cálido abrazo.

Humberto Dib dijo...

Una poesía bella siempre me enmudece, siento que decir algo es como mancharla.
Un beso.
HD

Manuel Ameneiros dijo...

Hola Xiomara. Dale una mirada a mi blog, por favor.
Publiqué tu poema...
Abrazos totales.

TORO SALVAJE dijo...

La medianoche cae en el jarrón azul y después durante unas horas llega la nada hasta la mañana.

Besos.

Mario dijo...

Cuando la impudicia habita un texto de firma y formas tan elegantes, merece la pena y, sobretodo, la alegría de leer.

Gracias.

Un abrazo

Mario

MTeresa dijo...

En el jardín de las palabras
tus versos encadenan melodías
de flores emergentes.

maría josé tirado dijo...

Los versos:
el corcho de la esencia se abre
perfumando la desteñida habitación
son magistrales. Bello poema. Saludos!!