martes, agosto 5

The river house.


Miles Morgan.

Las abejas zumban como pensamientos
anidándose en las mudas heridas
el sol delira en su epitafio sobre el paisaje
un barco golpea la marea impugnando a la muerte
los pájaros acarrean su canto al borde de la noche
un búho recita sobre la frágil estructura de la barda
el canto del río alucinado todo lo habita
voces de piedra y escarcha lo acompaña

Y siento la mirada de los siglos
que roen la madera de la vieja casa
me conmueve la leve palpitación 
que burla la inexistencia 
como suaves notas de jazz 
rebasando el tiempo
que inexplicablemente
llegan a mi

Amor y muerte
en su vórtice centellan sin parar
el mundo demarcado abre su candado
la casa se apodera de mis palabras
dispersa la niebla de sus recuerdos
me enlaza a la raíz de su historia
astilla estrellas en un vaso
y me da de beber.


Xiomara Beatriz

9 comentarios:

elisa lichazul dijo...

pleno de imágenes sugestivas este poema Xio
enhorabuena
besitos y buena semana

Pluma Roja dijo...

"Las abejas zumban como pensamientos"

Me ecantó esta figura. Es primera vez que la leo.

Besos querida Maritza.

Pluma Roja dijo...

Disculpa, me confundí.

Besos querida Xiomara.

ReltiH dijo...

TEXTO MUY RICO EN METÁFORAS. ME ENCANTA.
BESOS

Darío dijo...

La casa desata ráfagas...

TORO SALVAJE dijo...

A mí me conmueves tú.

Besos.

Jordi dijo...

La casa ama y necesita ser amada, existe de cara al río, respira con el zumbido de cada abeja y las gotas de miel de sus inquilinas son lágrimas agridulces de historias intensas: placeres y tormentos, que se manifiestan en los crujidos regulares de su antigua madera...

PMPilar dijo...

qué hacer del epitafio
la casa
el búho
la abeja
el zumbido
la muerte y el desespero
¿qué, que no aturda?

Un abrazo, X B

Sneyder C. dijo...

Bajo sus tejas y muros hay historias adheridas de alegría y dolor, esperanza e ilusiones, cada crujido de ella nos recuerda que guarda entre sus viejas paredes historias ....

Un cálido abrazo