martes, enero 19

Entre antiguos dioses.



John Bridges


El día va naciendo nuevamente
a las sombras suspiro intentando
que siga cubriendo el secreto
entre la penumbra

Aquí los antiguos dioses todo lo bordean
se ocultan entre los hijos del miedo
como un fantasma camino entre ellos
el frío con gozo se derrocha en mis mejillas
siento tanta ansiedad que el halo de luz
apenas percibo cuando a la esquina alcanzo
intento soñar despierta con las aves
que entre jazmines y ramas
a otras tierras con sus cantos
fecundan

Como he deseado
que él de mí hubiera germinado
una ola de hojas muertas de mis desvaríos me aleja
y siento el torbellino de angustia
del niño de sus raíces perdido
que mira su ombligo haciéndose preguntas   
pues el pasado ahora a su acoso lo somete
como una brutal daga que a su alma hiere

Aprieto mis labios cuando a sus pupilas me enfrento
un babel de emociones a mi espíritu avasalla
retiro el mechón que con gracia en su frente se forma
tomo su mano mientras el silencio se rompe
sus lágrimas escriben tristezas en el rostro que amo
me sé de memoria todos los gestos
que delatan sus emociones

Pero del vacío él vuelve mirándome fijamente
en sus labios brota de nuevo la primavera
la luz de su amor a mi congoja disipa
¿Acaso? A otros brazos he sentido
arrullar con ternura mis sueños
y consolarme cuando en el desasosiego
he caído

Yo soy tu alma y tu la mía
eres el perfume de rosa
que dentro de mi no se marchita
nunca lo olvides madre querida.


Xiomara Beatriz


3 comentarios:

Jordi dijo...

Fetos andantes, buscamos el ombligo de todo, el cordón umbilical que nos vuelva unir al sentido de las cosas. Los dioses antiguos vacilan entre hijos del miedo, pero la madre tierra, generosa como siempre, nos acogerá entre sus brazos de ave cuando durmamos el sueño eterno...

TORO SALVAJE dijo...

Un beso.
Y un abrazo.

ReltiH dijo...

GUAUUUUUUUUUUU HERMOSISISIMA Y SENTIDA DEDICATORIA!! MUY EMOTIVA.
ABRAZOS