lunes, febrero 8

Silencios que desnudan.



                                                                 Rudolf Bonvie.
Si pudiera en el laberinto de tu espíritu
haría despertar la belleza que siempre en
tu alma habita y que en nieblas permanece en tus alfabetos
¡Quisiera apretarme a ti en silencio!

Una herida de fuego en el oscuro cielo de pronto se pincela
las palabras estrujadas en tus manos ya no agonizan
el aire de tu existencia mece suavemente la penuria
el sol empuja la verja que da a la soñolienta escalinata
en la habitación bullen la resonancia de tus versos
una gota azul en el tejado se escurre aterrizando
en el nuevo verdor que entumecido estaba
¿Quién puede al amor esquivar ?

A mi me gustan las bellezas
que articulas con tus palabras 
los silencios que desnudan tu alma
el niño vivo que alegre campea entre tus versos
las sombras que vomitan la realidad sobre los ojos secos
la pasión que brindas con el cáliz a la luna.

Los puentes de las diversas dimensiones se cruzan
el amor es indetenible y vuelve a transformarse
en ser visible cuando la sombra en nuestra alma
de ilusiones se ha despojado y ella conmovida
viene a rescatar lo que nunca debió perderse.

Xiomara Beatriz

6 comentarios:

Jordi dijo...

El silencio no necesita vestido, ni tampoco los que callan para hablar el lenguaje del instinto y las emociones...

TORO SALVAJE dijo...

No se puede esquivar, verdad?

Besos.

Alfred dijo...

Las cosas son así y no pueden evitarse.
Besos!

ReltiH dijo...

DESNUDAS VERDADES.
ABRAZOS

RECOMENZAR dijo...

Es un placer encontrarte y leerte

Pablo Racines dijo...

Bello texto , bellas palabras, un placer .