martes, marzo 8

Réquiem al borde del acantilado...日本国





Pintura de Laura Knight.


Yo también
veo calles rotas
los pasos cansados
las paredes que lloran
los colores que algún día
las atiborraron de luz
las manos viejas apoyándose en la nada
el sol criminal  en la piel desgastada
las miradas perdida en sus propios miedos
la brújula de las almas extraviada de la película ajena
el torrente verbal plagado de falsas actitudes morales
el histrionismo encapotado que se funde con la línea literaria
ese suave arrullo hipnótico de cantos de sirenas
mientras las olas siguen irrumpiendo el marasmo de la roca
en el réquiem de la vida.

Xiomara Beatriz



17 comentarios:

Pluma Roja dijo...

¡Excelente querida amiga!

Me dejas con la boca abierta.

Estás brillando.

Besos.

Sneyder dijo...

Una entrada CHAPÓ...
Es el mundo que gira y nosotros en el, donde las almas extraviadas miran entre miradas perdidas…esperando ver amanecer entre rayos de sol e iluminen sus vidas.

Un fuerte abrazo Xiomara
Besos

andré de ártabro dijo...

Bucólico, idílico y una difusa decepción , emociones preñadas, que transformas en sentimientos a través de unos versos que no evitan la pasión con que los has escrito.
¡Felicidades!.
Un beso

RELTIH dijo...

sencillamente hermoso!!!
besos

Jordi dijo...

Las olas siguen incesantes con su cíclico movimiento y la persona que mira y ve, porque ese es su don, distingue todas las bellezas: bellezas agradables y bellezas terribles, pero belleza al fin...

David Quintana dijo...

Yo también veo.............pero a veces me da miedo mirar.

Un saludo.

Feliz día.

More dijo...

De todo los que te he leído, es con este poema con que me identifico más. Pero además, es que te quedó perfecto, redondo... Los 3 últimos versos son de antología!
Saludos, querida.

Edu dijo...

La última frase me mato, cuando pensaba saltar por el acantilado, aquellas palabras me hicieron desistir de la decisión.
Saludos, Edu

moderato_Dos_josef dijo...

siempre caminaré a tu lado, dondequiera que tú estés y yo me encuentre...
Tu poesía me hará mecerme de agrado y nunca desfalleceré, porque sabré que tú estarás ahí... atravesándo las capas de la distancia que nos separan hasta igualarnos en uno solo.

besos

el iosu dijo...

al abrir tus puertas, un nuevo sol amanece en el horizonte sobre las nocturnas olas.

besos

El Mar...Siempre el mar dijo...

Cuando me acerco al mar y mis ojos se pierden en su inmensidad....
Cuando contemplo tanta belleza y serenidad en esos días en que las agua están serenas...yo también veo infinidad de cosas, algunas son parecidas a esas que vas desgranando en tu precioso poema, otras tienen tintes distintos porque nuestras vidas y sensaciones quiza son distintas pero...mirando al mar quizá en el tiempo de segundos...siento que mi alma se llena de miles de cosas que mi corazón y mi alma me devuelven a la memoria.

Mi mejor sonrisa para ti

Eva Magallanes dijo...

Ese hastío, esa melancólica decepción con que a veces la vida afuera se nos aparece y el abismo parece llamarnos y un deseo de mar, de profunda unión definitiva nos convoca.
Mi abrazo... ¡te he extrañado!

Taty Cascada dijo...

Xiomara:
Mi querida amiga, ves todo lo que un alma sensible siente. Ves los pasos y miradas que otros han desechado y que tú, con tu corazón de poeta, vuelcas en poesía. Ves más allá de lo palpable y audible, más allá de lo terreno...Un honor que me cuentes entre tus amistades, un beso para ti.

Nocheydía dijo...

Hay días en que vislumbramos ese lado negro de la existencia y de los seres y la mirada se pierde con el corazón...Casi todos tus poemas son un canto a la vida, este no...Pero me gusta también, quizás más.
Me gustaron mucho tus fotos...vives en un sitio precioso. Los pájaros representan sueños, no los pierdas.
Te sigo. Saludos.

Palabraveloz dijo...

Eres encantadora Xiomara

Joan Calsapeu-Layret dijo...

sorpresa! se abre una ventana de "la Redoute" y no quiero comprar...

...soy tu amante, ven a mi lado...

amar y ser amado, sentir.

More dijo...

Pasé a dejarte un abrazo, y me quedo disfrutando de esa maravillosa música.
Cariños!