sábado, enero 18

Crisálida de amor .



Polina Rabtseva.


Gritan las agujas del reloj
sienten miedo que no las escuche
mezquino el tiempo queriendo ser siempre protagonista
pero ahora lo único que oigo es tu agitado corazón
luego del gran silencio.

La madrugada rebelde se ahínca en la piel
vértigo de gestos aun el lecho profanan
en el pórtico tu lengua continua acechando mis palabras
para pervertirlas con ansias .

Me gusta la mano que tiembla al encontrarse con la mía
eres el rostro del misterio que me hechiza
el murmullo donde mi pasión cae
el silencio inútil que galopa al borde del orgullo
el río desesperado que a mi crisálida de amor ahoga.

No se quien va
ni quien regresa
quien otorga
ni quien niega
solo siento la fiebre de tu simiente
floreciendo dentro de mi por completo.


Xiomara Beatriz.




10 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Suspiros.

Y un beso.

ReltiH dijo...

UN CIERRE MUY SUGESTIVO

Jordi dijo...

Uno de los mejores poemas de amor que te he leído. Sugerente de verdad...

wicho dijo...

Tus palabras despiertan emociones, secuestradas por no sé cuantos soles, en duda estoy en rescatarlas, palabras tortuosas de una historia, dónde el corazón ardiente se hace presente, sediento de un adiós, arrastradas de un vértigo arquitectónico de versos, dé una historia interrumpida, en la distancia de un soplo de felicidad. Avivaron tus palabras de goce perturbador. Paso poco por tu ventana y es un placer leerte, gracias.

Humberto Dib dijo...

Pasional, Xiomara...
Un beso.
HD

josefina dijo...

Muy bonito el poema. quisiera que leyeses alguno de mi sobrina, creo que te gustará.
http://carlota-exnihilo.blogspot.com.es/
te dejo su dirección.
Un beso Xiomara, te recuerdo

moderato_Dos_josef dijo...

Pasional y apasionado.
Muy bonito Xiomara...
Besos!

Edu dijo...

Morí leyendo este poema, que bello el sentimiento.

elisa lichazul dijo...

a flor de piel y de deseos Xio
precioso!!!

besitos

Shang Yue dijo...

me gusta sentir cómo se acompasa su ritmo cardíaco al de mi deseo, y cómo ambos nos hacen arder en el paraíso