sábado, enero 2

Por debajo de la mesa…



Una cita al caer el ocaso cuando se encienden las lámparas en las heladas calles mientras le envuelve el rugir ahogado de los pasos rumiando ansiedades entre las tinieblas… campanillas nocturnas del tumulto de la vida que la rodea donde van con prisa los cuerpos con pesados abrigos que le estorban en su deambular … ella sintiéndose como alacena cerrada mientras iba entallada de negro experimentando una dulce embriaguez por el ineludible encuentro…va acercándose al sitio aumentando las cataratas de emociones que la inundan… unas como mar agitado que palpita como olas en su venas …otras como fuego de lava incandescente proveniente del centro de la tierra embargando de fuego todo su ser como … comienza a hacerse paso entre mesas de elegantes manteles blancos llenos de tazas…flores embutidas en jarrones en su centro …copas con cuellos de cisnes coronadas del elixir rojo colmados de ficticios ensueños a la espera de sedientos labios …risas que se abren como capullos exhalando todo su aroma de alegría en el ambiente …ellos al verse guardaron silencio al volver a recorrer el sendero de los sentimientos como tarros de mermelada abiertos que aromatiza todo el salón queriéndose comer con los dedos…los pasos largos que antes daban intentando excluir la distancia ahora titubean …una intensa primavera resplandece en los corazones queriendo dar su salto a la realidad …pero la razón …siempre la razón arroja el pañuelo pintado del aparente crepúsculo esbozándolo en los rostros……antiguos roces se hacen de nuevo presentes mientras extendidas sonrisas dan la bienvenida…el mundo ahora pareciera de dos …

Remotos murmullos de las otras mesas se desvanecen...el viento de los recuerdos estremecen las raíces de las figuras encorvadas que se han sentado en elegantes sillas cerca de la terraza… intentando respirar el aire que da aliento a los suspiros que se suscitan involuntariamente…debajo de la mesa los pies pierden la rigidez como pájaros inquietos se mueven como briznas al viento de los sentimientos llenándose de desasosiegos …comienza el intercambio del abanico de palabras que contienen las charlas usuales queriendo ocultar el fuego que como enredadera los ata …los rostros a veces enrojecen ante las miradas delatoras …el pan se alza en la cesta pretendiendo ser tabla de salvación del navío de manos temblorosas a punto de naufragio…se acerca el mesonero apuntando la orden… manos femeninas se pasa una y otra vez por las frías piedras del collar a pesar del la aparente afable charla delatando su nerviosísimo …

Uno frente al otro en orillas separadas mientras un océano de sensaciones navegaban a su antojo debajo de la mesa…ríos de anhelos llegaban a los pies cuando las rodillas se rozaban con rubor de virgen expectante …bajos sus ropas torrentes de deseos los anegaban en cada roce…mientras las piernas incapaces de detenerse se mueven revoloteando como golondrina en busca ardientes veranos debajo de la mesa… parlanchines pies que se acercan como acróbatas del placer al rozarse mientras los cuerpos se tensan bajo el lenguaje que se suscita debajo de la mesa… rodeados de desconocido distraídos que con placidez se deleitan de sus platos de comida elegantemente presentados mientras ellos se separan y enroscan de nuevo en la oculta danza agitando sus paraísos como hamacas batidas al viento de la pasión incontenible que los envisten …se estremecen dejándose llevar por las sensaciones que silenciosamente los conquistan sin apenas degustar el plato lleno de delicias del chef …tratando de amarrar las alas del amor …invocando calladamente que la realidad haga astillas la luz de las estrellas que sienten …intentan una y otra vez recoger las velas del deseo pues el mar de la realidad los separa…lluvia en los ojos queriendo brotar cuando ella vuelve la cabeza mientras el postre ofrecen …y las copas de vino han hecho el efecto de derrumbar los muros agitando sus almas del amor que se profesan mas sin embargo es tiempo de sepultarlo …

toman una bocanada de aire vacilantes se levantan cruzan las miradas sabiendo que una montaña los separan cuando la razón se impone a los sentimientos …incapaces de ir contra la corriente …ella toma su abrigo y sale hacia la luz de la luna tras despedirse con un beso en la mejilla volviendo a colocar las flores de su amor en la caja que oculta con doble cerradura dentro de su corazón …mientras la madrugada le anima a seguir con su vida descalzándose de todo pasado que podría sepultarla en una profunda melancolía…ella sonríe esperando que el sol que le alumbre hacia un nuevo día colmado de la providencia divina que con amor siempre la cobija …Xiomara Beatriz

10 comentarios:

NV BALLESTEROS dijo...

Invocando calladamente de bajo de la mesa...Tus anhelos con los míos,te miro y siento que solo somos Tú y Yo...Un océano de sensaciones...

Xiomara leo lo que escribes y me siento la protagonista.
Gracias por tus palabras en mi blog, le das luz a mi vida, te mando besos y abrazos.

Jordi dijo...

Los enamorados no se alimentan con las delicias del chef, sino con los lenguajes que se suscitan debajo de la mesa. Bajo los manteles, en el fondo sábanas, los pies descalzos juegan la danza del tacto. Y las velas del deseo surcan océanos de pasión a pesar del mar de realidades y de las montañas que separan...

TORO SALVAJE dijo...

La maldita razón.
Mejor hacer caso a los pies.

Besos.

Jesús Arroyo dijo...

Volvemos vueltos. Con ganas de que el 2010 sea testigo de mucho verso.
Besos.

Suso dijo...

Que preciso texto Xiomara. Aquellas hermosas citas...en ese ambiente de aromas y colores que tan bien describes..
Pero yo apuesto a que volverán a encontarse y desafiarán la cordura para dar rienda suelta al sentimiento..
Besos enormes..

Sombragris dijo...

Lo práctico y razonable nunca es hermoso.Prefiero la "sensación" al pragmatismo..."intentando amarrar las alas del amor"....con lo dulce que puede llegar a ser ese breve aleteo que después se puede tornar en tormenta.Realmente hermoso y fragante tu texto.Besos

Namaste dijo...

y un suspiro entre las olas se desvanece en un sueño donde las caricias ocultas son el verdadero amor que los embriaga.
Tal vez jamas mis labios besaran mis sueños , pero se que mis sueños ya han besado mis labios.

espronceda dijo...

XIOMARA un placer leerte. Las mesas, para casi todos, son o han sido el velo que ha servido de tapadera. El temblor por el contacto buscado, la mirada que lo acompaña por encima del velo, han sido y espero serán experiencias inolvidables.

Un velado beso

RMC dijo...

Hola guapa precioso texto, un placer pasar por tu casa, te felicito.

Deseo tengas un feliz al 2010
y que se cumplan todos tus deseos.

Que tengas una feliz semana
un beso
RMC

Anónimo dijo...

Aunque bajo la tierra
mi amante cuerpo esté
escribeme a la tierra
que yo te escribiré