lunes, junio 28

Tormenta...



El cielo abierto a pedazos llora como una cortina espesa...donde el gris todo lo cubre... el sol quiere abrirse paso... pero no lo logra...la compuerta de la tormenta está abierta...el viento a todo quiere llevarse a empujones...se comienza a respirar las horas apagadas...los gestos sombríos...las anegadas calles como trampa mortal nos rodea...la bahía se sacude...no hay siluetas en las alturas...el viento es chillido que se azota contra los cristales...el pueblo parece fantasma... el duro ceño...ni a la luna la dejara salir hoy....


Me distraigo en la puerta que al balcón da...los arroyos persiguen desertar a la calzada...se perfecciona el sonido temido de los truenos que implacable estremecen todo...resuena tu silencio retenido en mi memoria...tu ausencia... presencia...a cada instante...soy el reverso de tu reflejo...que inmóvil pero vehemente se hace espacio en este tiempo...



Somos dos voces que a pesar del silencio...no hay paginas vacías entre nosotros...la pared cruje siempre en los retornos palpitantes... rompiendo el muro... mientras las paredes se desmoronan ...nos miramos ...el aire se caldea por el verano ...las raíces se comienzan a masacrar...ante el delirio de correr uno al otro...tu escribes signos de muerte en la piedra...yo escribo sobre vida que en todo veo...tu a la ciudad saqueada... yo la ventana abierta llena de luz...devoramos con la palabra...que vive en la garganta...viniendo como zumbido desde el alma ...



Pero mientras el poema se escribe... la tormenta sigue azotando...en el muelle hay niebla...los botes permanecen amarrados...apenas algunos pájaros se arriesga a volar...el día parece lámpara...oscurecida tempranamente...el profundo silencio no cesa y tu respuesta no logra cruzar las colinas...hoy en brumas...



Xiomara Beatriz

12 comentarios:

reltih dijo...

la verdad, me entristecí, esa música y tus melancólicas letras me...
besos

Pluma Roja dijo...

Paso a saludarte y desearte una feliz semana. Tu texto es un reflejo del invierno. Suena melancólico pero bello. Ya regresé, espero que nos sigamos leyendo.

Saludos cordiales,

Hasta pronto.

حزقيال dijo...

Arrastrado por la corriente de tus versos…atino a nadar para no hundirme en el silencio…que se rompe en mil pedazos por un trueno que retumba en la habitación…para sacudir el alma y despertar los sentidos…abrazando el día que con la tormenta se va.

Besos
Ezequiel

TORO SALVAJE dijo...

A mí me gustan las tormentas.
Los truenos, la lluvia poderosa, el viento azotándolo todo... la verdad es que me encantan.

Besos.

Jordi dijo...

La tormenta, como las brumas, pasará... Pero no hay tormenta capaz de ahogar las voces del alma, esas que cruzan océanos y continentes como mensajeras solares...

Druida de noche dijo...

La tormenta tambien es signo de otra cosa que no sea la tristeza y la ausencia.. Trataré de demostrarlo..

mi beso en la tormenta
druida

César Sempere dijo...

A pasar de que la tormenta nos empapa las alas, a pesar de que la luz se consume entre la sombra y la luna parece abandonarnos: "Somos dos voces que a pesar del silencio...no hay paginas vacías entre nosotros".

Un sentencia magistral Xiomara.

Un beso,

Suso dijo...

Hay días tormentosos que no dejan ver mas allá de nuestro nublado pensamiento, por suerte, también pasan esos días.
Al final siempre terminamos buscando miradas y manos llenas de caricias.
Un beso enorme.

Ricardo Miñana dijo...

Espero pase pronto la tormenta
y vuelva todo a la normalidad.
bello escrito de tu arte poetico.
que tengas una bonita semana.
un beso.

Rizar el rizo dijo...

"pero mientras el poema se escribe... la tormenta sigue azotando" es bello pro que me recuerda a cuando uno está ansioso por derramar sus sentimientos en un papel y de repente coge uno y escribe sin cesar soportando la avalancha de ideas y debilidades que le surgen al momento. Esa tormenta es la inspiración pura para mí

DONKIPROKO dijo...

Amo las tormentas....y amarrarme a mi amado...me encanta...es magico



un beso Xiomiiiii

Alejandra

Nogard dijo...

Vaya tormenta que contagia su gris y su relativa oscuridad, y les deja ahí apreciando... serenos...

Polos opuestos se atraen, yo no lo creia y me paso... ella muy contraria a mi, pero al final llegamos a un punto equilibrio.