martes, noviembre 6

El botón del pasado.




Andrei Graph.


La tinta en el oropel engarzada
se convierte en amarga raíz
que serpentean hacia las atentas pupilas
y solo se escucha el atroz crujido
cuando en el alma se sumergen

El ciclo de la noche permanece en tregua
allí donde se solapan las manecillas
mientras el nardo de los silencios
pretende seguir reteniéndome
en su limbo

Un soplo a mi espalda remueve el vestido
rompe la quilla imperceptible
que me salvaguarda
en su egoísta atrio
 
La cadena del reloj es otra vez tensada
el amarillo florece otorgando múltiples formas
mientras el azul suspira sobre mis pies 
que ligera es la danza de la madrugada
cuando el botón del pasado
se ha por fin desprendido.

Xiomara Beatriz


5 comentarios:

Alfred dijo...

Muy sutil forma de mostrarnos un encuentro solapado en el tiempo.
Besos.

TORO SALVAJE dijo...

Besos.

Sandra Figueroa dijo...

Bello poema..un gusto leerlo..saludos

Taty Cascada dijo...

Por esta razón amo la poesía, porque permite divagar, expresar y diluir lo obscuro y trascender a la luz y, a veces, el pasado es sombra.
Abrazos Xiomara, ¡tanto tiempo!.

Taty Cascada dijo...

Xiomara, que sean bellos tus días. Solo lo mejor para ti en estas fechas tan especiales. ¡Feliz Navidad y un esperanzador 2019!