martes, abril 12

Alimentando de amor a la muerte...


Cae la oscuridad se encienden los faroles
en medio del bullicio hay un infinito silencio
pequeños fuegos brillan en el cielo  que la hechizan
se escucha con su eco fúnebre el péndulo del reloj
resonando en el absorto mundo
que frenéticamente prosigue en 
el sudario cotidiano de lo fútil...


Bermejas rosas la luna acaricia 
con su oscilante rayo de luz
el alma se eleva cantando
 lejana de su cárcel mundana
se encienden los colores 
que engendraron la aurora
las bodegas repletas del dulce licor
  del amor consigo lleva
para musitarle al oído 
el gorjeo de la vida
con versos de albor...


Una singular mirada la atrapa
 en una calle cualquiera
el grito de esa alma  abrumada
 en su sufrir  ella escucha
no hay bálsamo que lo fecunde
 de cálidas melodías
al aire difumina una plegaria 
cuando se entreabren las puertas
del cruel tormento que él exhala 
con sus fantasmales tonadas
 notas crispadas de blasfemias
enclaustradas en el lecho
que debería ser albergue
 para el amor...


Ella susurra al verle
cortesano en la vida
pero desgarrado con el corazón
en harapos...


Ella va caminando en el valle infecundo
 del alma
con los brazos abiertos al sol
diseminando las semillas del amor
ella habita en su alma
pero él sigue sin darse cuenta
del galope del cielo que se le entrega
pues sigue ensimismado
 con el puñal en su mano
 para  herirse una y otra vez
con el vicioso tiempo pasado que lo atosiga 
con su tropel de recuerdos que  lo puebla 
cuchicheando entre ellos
resistiéndose a ser incinerados...


Temporal de primavera recita sentada en el purgatorio
la voz del sol va incrustándose en la obscena tiniebla
impregnando tímidamente su almizcle de amor
ella grita al universo ayuda desde el mismísimo infierno
mas el eco del cielo le responde
que ella solo puede mostrarle
que el amor es un valle
 donde él podría volverlo a poblar
de infantiles risas
pintarles las lunas que quiera
jugar entre las estrellas
  con deleite
pero solo él puede
hacer la transformación
del lecho de su noble corazón ...

Xiomara Beatriz

7 comentarios:

EL AVE PEREGRINA dijo...

Xiomara,en la noche siempre suele haber ese bullicio y algazara...y puede llegar esa mirada que atrapa...y nos puede dañar o no...ese pasado que e lleva a cuestas cuando fue negro es difícil de olvidar...poco a poco irá entrando en razón.

Un abrazo y gracias por compartir tus sabias palabras.

Fibonacci dijo...

Un arte lo que escribes y dificil de hacer, al menos para mí...admiro a las personas como tú podeis expresaros de esta manera...me ha gustado...un besote preciosa

Jordi dijo...

Caminar con los brazos abiertos al sol, ese es el equipaje esencial para salir de las sombras y hacer la transformación necesaria...

Taty Cascada dijo...

Cómo evadir la maldad humana Xiomara, si a veces la luz se nos escapa entre las sombras. Creemos, confiamos en la aparente bondad de las personas, y despertamos con un cuchillo que nos intenta cercenar. Caminar en busca del sol es a veces complejo.
Un beso.

Edu dijo...

Una lección de vida. Dicen que el amor todo lo puede...
Saludos, Edu

RELTIH dijo...

A VECES PONERNOS EN RIESGO NO IMPLICA PELIGRO. GRAN TEXTO.
UN ABRAZO

Shang Yue dijo...

creo que estoy en ese proceso, en el de (por fin) abrirme al sol, dejando atrás los miedos que arrastro en la noche

ha sido premonitorio leerte!!