jueves, julio 2

Claro de luna




LA LUNA


"La luna se puede tomar a cucharadas
o como una cápsula cada dos horas.
Es buena como hipnótico y sedante
y también alivia a los que se han intoxicado de filosofía.

Un pedazo de luna en el bolsillo
es mejor amuleto que la pata de conejo:
sirve para encontrar a quien se ama,
para ser rico sin que lo sepa nadie
y para alejar a los médicos y las clínicas.

Se puede dar de postre a los niños cuando no se han dormido,
y unas gotas de luna en los ojos de los ancianos
ayudan a bien morir.

Pon una hoja tierna de la luna
debajo de tu almohada
y mirarás lo que quieras ver.
Lleva siempre un frasquito del aire de la luna
para cuando te ahogues, y dale la llave de la luna a los presos y a los desencantados.

Para los condenados a muerte
y para los condenados a vida
no hay mejor estimulante que la luna
en dosis precisas y controladas".
Jaime Sabines






Hoy solo quiero ser silencio viajar a la luna en su luz...oscilar en el universo que me acune suavemente no quiero explorar abismos...ni deshojar existencias...solo dejarme llevar como pluma ligera en la danza silenciosa del viento...reposar en mi cama deshecha...Abrazar mi almohada húmeda de mis lagrimas impregnada...he sido acarreada a otros océanos agitados en los últimos días....por la obstinación hecha palabra...por agujeros negros que desean absorben cometas...he luchado pero siento un vació ausente de mis sueños ...solo por hoy quiero transitar en la soledad de un camino de álamos con tu perfume impregnando mi alma ...solo tu perfume y yo ...volver al sendero donde pertenezco despojarme del sequitos de lagrimas que quieren apropiarse de mi mirada como tierra hambrienta de su humedad...quiero exhalar la melancolía que me abruma...desterrar ese sentimiento sus voces venenosas y volver a pintar auroras entre avenidas de estrellas ...Xiomara Beatriz

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Has pasado mucho en las últimas horas. Ahora debes instalarte en un pequeño paréntesis para recobrar ánimos y fuerzas. Mirar la luna y dejarse hipnotizar por su plateado brillo. Pronto el oro del sol iluminará tus ojos y las oscuridades dejarán paso a un nuevo día. Ya sea con sombras o con luces, el sapo te quiere y no te olvida.

Xiomara Beatriz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.