viernes, febrero 19

Bestia y luz...



Cuando la inmoladora farsa apaga por fin la endeble llama….vuelve todo a su origen…tiembla los labios simulando ternura…como azogue de animal herido emprende la retirada libre por fin del vestal enfermizo…dueña de alzar los brazos…de reír cuanto le dé la gana…ve como se aleja del relámpago que débil tiembla en la distancia sobre la tierra donde reina el metal y el concreto…fatigada de las enfermizas horas…vuelve como una libélula libre de vagar entre la quimera del bosque que es su hogar… pues nunca podrá ser simple espectro aparentando ser real…allí puede navegar su propio río …subir con premura los hilos que la enlazan para vislumbrar otros nacimientos que la deslumbran… como el oro egipcio al ser descubierto por arqueólogo entre las áridas arenas…mientras fascinada escucha con atención… pues ellos van contando historia que aun palpitan y que el tiempo no puede desvanecer…es la tumba un nacimiento...o el nacimiento una tumba?

Los rosados labios se frunce…el corazón palpita entre las silenciosas estrellas ante la vanidosa advertencia que solo le ha dibujado un halo de sonrisa… pues enloquecido esta aquel que pretenda que ella haga algún caso…dones de destrucciones muchos fermentan como vino queriendo dar a beber demoliendo la pureza…mas la copa del liquido no reposara con su sello de muerte en sus labios…la orilla humedad la despierta de sus pensamientos pues sus frías aguas invaden sus desnudos pies al llegar al borde del riachuelo

Ecos de incomparable belleza sostienen la vida como cuenco sus manos toman del rió…agua cristalina…suerte de néctar de espíritu celestial que de reposo a su desasosiego…corriente divina que se mezcla con la sangre así como los sentimientos se van atados a los vocablos en un poema… dando alto vuelo al alma…más que verbo es música…notas que se deslizan…el sonido de sus pasos son como campanas que no se perciben pero se siente profundamente… no necesita tener la atención en el aire de la noche …ni los ruidos que constantemente derriban el silencio… para saber que vienes a ella …con tus ojos de océano

En tu abrazo es sumergida…hambrienta de tu fragancia…de reposar en su orilla con totalidad entrega abrasadora…amor que nació en la curvatura del tiempo… corazón que arrojo lejos los restos de las cascaras como despojos pulverizados…respiraciones al unisonó entre el pecho y el manto…van despertando el deseo de la luna de despojase de la cordura …al pretender ardientemente frotarse contra el cielo … disipando cualquier fría niebla que antes la haya habitado….mientras las estrellas cómplices los acompañan formando anagramas que invocan la ofrenda… que en el reducido claro del bosque se suscitan… haciendo estremecer hasta las corrientes marinas… cuando los dos polos se tensan como arco de guerrero… dando certeramente en el denso mundo de la pasión…engalanando todo con y perfume de azahares y sándalo…mientras aún se escucha …el estruendo que se origino cuando al fin la bestia de la carne se ha unido con la vibración etérea de la luz ...clamando que ser bestia y luz ...ambos son rituales que por siempre para el cosmos serán sagrados.

Xiomara Beatriz

15 comentarios:

Jordi dijo...

Bestia y luz, ambivalencia de todo lo que vivimos. Como dos caras de la misma moneda coexisten y se alternan en nosotros. Azar lanzado al aire, brillo de las circunstancias y la combinatoria. Cosmos extraño, naturaleza humana no menos extraña...

TORO SALVAJE dijo...

Estoy de acuerdo.
Enloquecido está el que espera que ella haga algún caso.
Pero muy, muy, muy enloquecido.

Besos.

Suso dijo...

bestia y luz.... uhhhh, curioso....
formidables letras, me guardo la otra parte del comentario. besos, buen fin de semana.

Sombragris dijo...

Fuerte...sombrío...incluso doloroso.Bello.Muy bello tu texto como siempre ...pero doloroso como pocas veces.Es la tumba un nacimiento???.No cabe duda...a costa de que???.Eso es ya otro cantar.Espero más luz y menos bestias en tu camino.Besos desde el este.

Adolfo Payés dijo...

Inquietante sombrío.. pero muy bien escrito.

Un beso

Un abrazo.
Saludos fraternos...

Que disfrutes del fin de semana..

Flor dijo...

... amor que nació en la curvatura del tiempo...
..cuando los dos polos se tensan como arco guerrero...

Te digo tu texto es para leerlo de espacio, beber cada palabra, cada frase, mirar al infinito, pensar y reflexionar!
Nada fácil!

Besos y cariños
Flor

PACO dijo...

besos amiga desde mi ventana hacia tu corazon pues siempre noto como el amor y las palabras bonitas relucen en tu espacio... el cual me llama para observar tan notables sentimientos pues mi dama, eso eres , puras emociones. besos.

Druida de noche dijo...

Luz bestia, fundirse animalmente con todo

bello
Druida.

Narci dijo...

Tétrico como la sentencia de los malos espíritus, casi como una maldición de las fuerzas de la naturaleza.

Seme ha erizado la piel al leer tu texto.
Logras transmitir sensaciones.

Besos
Narci

Ambrosia ignota dijo...

la noche se torna sugerente, también lo haces tenebroso. En realidad inesperado, así fue mi lectura un tanto sustancial lleno de naturaleza y espacio donde te suya.

NV BALLESTEROS dijo...

Es su alma despojada de maldad, llevada por un ser lleno de luz, sepulta lo negativo para que renazca el ser hermoso que estuvo oculto...Sacado de su caparazon por el amor....


Querida Xiomara te dejo besos y mi cariño

Taty Cascada dijo...

Tu sensibilidad como siempre, se derrama en metáforas, sean claras o sombrías, me has transportado igual.
Besitos para ti.

RMC dijo...

Reflexivo e inquietante texto,
muy bonito amiga,
que disfrutes el fin de semana.
un beso.

Miguel Vivas dijo...

"Es la tumba un nacimiento, o el nacimiento una tumba?" Brutal amiga, que torbellino de sensaciones, arrollador el texto. Un placer leerte, como siempre. Besos y mordiscos

Julio Fidel dijo...

Xiomara:

Si tú eres la luz, y eso nadie lo discute, ¿qué queda para mí sino ser el otro astro de la sagrada conjunción?

Si tú eres la flecha que certera atraviesa el corazón denso ¿qué queda para mí sino ser el meridiano tenso que se curva entre el arco norte y sur del tiempo temblando de emoción… y de deseo?

Si tú eres la luna que como percha se asoma guiñando sus ternuras al balcón del firmamento ¿qué quedará para mí?

Déjame, entonces, ser el tronco que se eleva mendigando besos y abrazos con sus ramas, déjame ser la trenza o la maroma por la que trepe mi espíritu sediento de labios que tiemblen y de endebles llamas, que yo haré con ellos terremotos… y con ellas… encenderé volcanes que rezumarán lágrimas y sonrisas, y también incontenibles risas, mezcladas y disimuladas en sus lavas.


Y cuando se encienda el volcán…
…cuando se encienda el volcán… se apagará la farsa.

(La farsa sí, mas no la celestial Comedia
donde templan sus laudes los amantes
que, cual esterilla o tálamo,
tendió para los dos en el Olimpo Dante.)

Un beso.