martes, febrero 9

Todo pende de un hilo...





Una bandada de papagayos atraviesa la isla con sorpresa irrumpiendo la mañana…el sol colgado las mira al igual que mis ojos retorcidos de alegría…las costas braman por los fuertes vientos haciendo ulular las ventanas contra la madera que las aloja con perfecta simetría…la calidez vuele a apoderarse del pueblo …ya soplan vientos de primavera …en los arboles revientan los cogollos enjoyando sus ramas…las copas se comienzan a tapizar de flores …es tiempo de reconquista donde el verdor asume su papel protagonista …hermosas alfombras alojan las vacas y encima de ellas picotean las garzas…mirando el horizonte donde el cielo y el mar vuelven a encontrarse me deslumbro de encontrarme allí…cerca del muelle donde se desvisten los barcos posando su carga en la orilla donde la esperan brazos ansiosos queriendo ser tranvía…

La vida siempre te da a percibir las dos caras de la mano el dorso o la palma…la rosa de los vientos busca un balcón para siempre pernoctar…el espíritu danzante del amor reparte sus semillas en la naturaleza…mirar cómo se esparce enciende el corazón…imposible creer que el amor no exista es evidente mas sin embargo es la sombra del egoísmo la que lo ensombrecen …a quien?... esta vez el amor despertara con epístolas en el resquicio de la ventana pues el destino travieso tiene esa costumbre de sorprender con la llama a dos corazones que buscan imitar a los dioses …la enamorada siempre transita entre las acacias perfumadas hacia la gruta donde como ofrenda lo espera…sus labios como lirios rojos virginales van musitando el nombre de su amado…la luna le muestra el sendero lleno de pétalos homenajeando el amor contemplado…en los arbustos gardenias con dulzuras sobresalen la cuidan de las zarzas que con envidia despuntan queriendo alcanzar su carne para herirla…

El trepa la sierra como lobo hambriento buscando su doncella pues sabe que en la gruta encontrara la primavera y un aullido de alegría estremecerá sus corazón al encontrase de nuevo…él mientras lavara el cuerpo de su amada antes de la ofrenda con caricias repetidas …se susurrara los te quiero con delirio ardiente…la luna con sus rayos intenta colarse pero los amantes ya no huyen la reciben para alumbrar sus cuerpos en la hermosa pradera que recorren los dedos...los húmedos labios se agitan en travieso juego…despertando tormentas en la piel… la vorágine se va escuchando cuando el raudal de la pasión que los recorre como ríos salvajes transita en sus cuerpos mientras voces gimen al percibir sacudiéndose los sentidos…los montes conquistados por el corazón amado provoca al unisonó con el causante de la placentera sinfonía del amor de primavera
Xiomara Beatriz

15 comentarios:

Jordi dijo...

Todo pende de un hilo y de ese hilo, como funambulistas, los enamorados cruzan abismos para encontrarse en la placidez de las flores y de las luminosas praderas. Y juntos ya para siempre, cuando se separan, es precisamente ese hilo umbilical, que es de plata a la luz de la luna, el que los mantiene unidos como seres eternamente conectados...

TORO SALVAJE dijo...

Como Romeo y Julieta pero silvestres...

Besos.

Flor dijo...

Muy bueno tu texto, y cuando leí la manada de papagayos (manada?)recordé con mucha añoranza un dia que estaba en la playa en el litoral en Venezuela, acostada en la arena pasó una manada de papagayos gritando, arriba entre el cielo y yo! FANTASTICO! Nunca más en la vida voy a tener esa alegría!

Un beso
Flor

Xiomara Beatriz dijo...

jajajajaja y si verdad suena raro y esta equivocado pero así suelen decir allá mi cariño para ti con una bandada de besos me hiciste reír mucho gracias por tu comentario

Adolfo Payés dijo...

Me quedo por aquí.. disfrutando tu post..

Un abrazo
Saludos fraternos...

Mar dijo...

Precioso, como todo lo que escribes. Un abrazo Xiomara!!

PACO dijo...

...siempre da gusto leerte , bella comunicadora de sentimientos. Escribes tan bonito que mi corazón desea quedarse a disfrutar. besos.

NV BALLESTEROS dijo...

Xiomara, con tus letras respiro el aroma de las flores....

Querida amiga te mando besos...Sabes que te quirooooooooo.

J. eMe. dijo...

Me detengo a admirar y admirarte, envuelto en magia y belleza te leo. Namasté Xiomara, mientras escucho a Sade pienso en las dos caras que tan bien describes en tu texto, pienso, vuelo gracias a tus palabras hacia un horizonte lleno de luz.

Mil gracias por el regalo que hoy nos dejas y mil besos queridísima amiga.

Taty Cascada dijo...

Precioso amiga,imposible no dejarse llevar por lo escrito. La vida es cara o sello, belleza y algo de tristeza, vuelo de aves o secos ramajes...
Un beso para ti.

Druida de noche dijo...

Una bandada de primaveras arrastran en sus alas un sinmumero de papagayos de todos los colores (como debe ser a una buena primavera) y entre el aleteo que agita el mar y el viento, canta un poema de cuerpos entrelazados, que cantan otra canción que se une al coro de las primaveras pasando por el cielo...

Xiomara, tus letras saben a jardines
Druida.

Joe dijo...

Felicitaciones por este hermoso y completo blog!!
Saludos, José

El Cantar de los Cantares dijo...

Me asombra la suavísima pincelada con la que has querido reivindicar la emoción amorosa en el momento mismo en que emerge. Todo es luz. Todo color. Todo sencillez. El problema de la literatura no es decir cosas distintas a las que ya sabemos, sino decir las mismas cosas de siempre pero hacerlo como si hubiesen sido dichas por primera vez.
Te felicito. Te felicito mucho. ¿Me permites que me siente en este espacio a tomar un café?
Sólo me queda dejarte un regalo...El cantar de los cantares en una versión que publiqué hace ya algunos años...

Carlos
El Toro de Barro

Sombragris dijo...

Tarde ...pero espero que no mal...vuelvo a ti a comentarte.La s dos caras ,el dorso y la plama,...la luz y la sombra que son una misma cosa pero desde distintas perspectivas...la amada que espera...el lobo que desciende...sumamente evocador...y hasta cercano...casi vivido.Como siempre nos atrapas entre hilos de luz y sombras...dulce Xiomy...como siempre nos dejamos atrapar en tus verdades...besos y todo mi cariño

Julio Fidel dijo...

Le decía mi amigo Claudio a su amigo, y mi amigo, David:
“…yo enciendo la cerilla y tú la sostienes entre tus dedos hasta que se apague…”
Esto sí que es verdadera Amistad, así, con mayúsculas. Lo demás son burdas imitaciones.

No sé qué destino travieso fue la chispa que encendió esta llama que me quema pero yo soy con gusto el palillo de la cerilla que se consume dulcemente y me sentiré un dios hasta que mi índice y mi pulgar me avisen…