lunes, marzo 15

Las Piedras...


Las piedras la llevan a los pozos de agua mágicos vestida con una túnica blanca entre las manos la caja del mensajero…las hojas recolectaban las lagrimas de antiguos caminantes…en los nudos de la corteza de los arboles palpitaban los secretos…el rojo de algunas hojas eran los disimulados recipientes de sus corazones…la espiritualidad cantaba entre sus ramas…un incendio en su cabeza se anidaba mientras lentamente caminaba…descalza de sus sandalias plateadas como antiguas estrellas envejecidas colgaban en sus hombros…

Cantaba su solitaria melodía de plegarias…para disipar las ramas del odio de su camino…que intentaba tironearle su vestidura…en la cima de una colina un lobo aúlla anunciando su llegada…cegada de la luz que se acercaba que le enseña a cantar en otra lengua…rumor de mar lejano viajaba hasta ella dándole calma…en un pequeño espacio en medio del pozo …florecía una rosa…extrañas cosas no dichas por labios ella bendecía…acércate en mi no hay espinas susurraba la rosa …rodeada de un fuego que no quema…en sus vivos colores resplandecía de amor … ella deposito la caja del mensajero con humildad frente a la rosa…

El moho del invierno se retiro cuando la caja se abrió…en la verde loma el sol de nuevo salió… el llanto de un niño callo mientras volaban multitud de mariposas blancas …el suelo a sus pies susurraba vida …el aire se aclaraba …una pequeña trucha dorada su cabeza asomaba …las montañas parecían telas azules que se bamboleaban de alegría como cortinas bailando un antiguo danzón…las aves en los arboles en silencio escuchaban otro canto más alto que los atrapaban en mística devoción…el mosaico del muro por fin se abría dando paso a la sabiduría…sobre lo presente …pasado y el porvenir…la oscuridad era un animal agonizante ahora…sus pies se sumergía en las aguas que la rodeaban como escarpín de seda…la rosa exhalaba todo su perfume…un colibrí se posa en sus manos y vuela…su cabello acaricia su rostro…un suspiro sale ante tanta belleza…no necesitaba hablar pues el silencio no alejaba las almas sino las acercaba

La luna había cambiado no era la misma…en ella habían balcones llenos de resplandecientes siluetas…mira … mira …y no es un sueño…mientras sus cabellos son trenzados de luceros con aroma a azahar…barnizaban sus labios con docenas de flores…ya lejos estaban los montes de la amargura…solo sentía el abrazo de la vida …la tabla del ajedrez bajo sus pies lejana estaba…los otoños ladrones de primaveras se retiraron…allí la vida venció al fin la fuerza del desierto…no había lluvia en los ojos tiernos…el canto un gallo anuncia que es hora de volver con el mana en su alma prendido …mientras la rosa devolvía a sus manos la caja sagrada del mensajero … la música la guiaba entre las piedras rodeada de cipreses que se agitaban suavemente huérfanos de tormentas …volvió a ser pájaro con nido lejano …para ver convertir la ceniza en llama viva…
Xiomara Beatriz

17 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Llegar aquí es llegar a la magia.
Hay que relajarse y disfrutar de lo que escribes Xiomara.
Siempre es un placer.

Besos.

Xiomara Beatriz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Suso dijo...

Que misteriosa rosa es esa...
hermoso es convertir la ceniza en llama viva, que así sea.
besos

moderato_Dos_josef dijo...

comparto la opinión de mi amigo Torosalvaje. tu forma de escribir es especial y preciosa. No sé cómo lo logras pero en es mismo radica su belleza, en tu maestría e inspiración.
Gracias por tu regalo.
Un abrazo.

josefina dijo...

Precioso, que cosas expresas en tus poemas, eres toda sensivilidad. un abrazo

Miguel Vivas dijo...

Para convertir la ceniza en llama viva... ¿Se puede pedir más? Embriagador. Un beso

El ave peregrina dijo...

Una gran entrada en un bosque hermoso, donde la vida vence a la soledad, junto a armoniosas notas musicales que convierten el desamor en pasión.

Un abrazo amiga.

NV BALLESTEROS dijo...

Hermosa dedicatoria, llena de tu luz, de la magia que nos dejas en cada palabra...

Xiomara te mando besos y mi cariño

Jairo Andres Loaiza-Espinoza dijo...

Aquella magia de siempre, tus letras que tanto me gustan leer....

Deseo que tengas una excelente semana...

JALE

Sombragris dijo...

Benditas palabras y bendito tu,Toro,que inspiras esa ternura y esa bella narración.
Xiomara,que contiene en realidad la caja del mensajero?.Supongo que amor.Luz de amor.Haces brotar agua del fuego y llama viva de las cenizas y eso es "MAGIA"...BESOS DESDE EL ESTE

Chuta dijo...

Xiomara

Maravilloso lo que escribiste. Que bosque tan bello, me parece que hay magia en ese escrito y lleno de profundo misterio.

Felicidades

Jordi dijo...

Gracias a tu luz, faro constante en mitad de las tempestades de la vida, los demás podemos encontrar nuestra propia luz. Esa luminosidad, tantas veces esquiva y débil, que habita en cada de uno de nosotros...

Druida de noche dijo...

He tenido un pequeño accidente (me quebré el codo) y no puedo escribir (sino con una mano y las letras se hacen infinitas). Así que te leo pero no te comento ¿vale? En un mes estaré como nuevo….
Beso y abrazo.
druida

RMC dijo...

Viajo contigo de la mano de tus letras
por el bello bosque, con magia y arte.
que tengas una feliz semana
un beso.

Taty Cascada dijo...

Creo que ésta belleza de relato lo compartiré con mi peque, es magia pura, y me encanta llevarlo de la mano por donde la imaginación tiene su reino.
Un beso amiga.

reltih dijo...

es muy sensible y bello tu texto, muy mágico. me encanto.besos

Julio Fidel dijo...

"...acercate en mí no hay espinas susurraba la rosa... rodeada de un fuego que no quema..."
Xiomara: tú llama nunca se apaga, pareces un ave fenix en baile permanente con una llama cálida que sale del corazon...una llama de llamas que como olas en la playa se relevan las viejas con las nuevas para nunca caer...
Un beso.