miércoles, noviembre 25

El pasado como la golondrina vuelve ….



Se fue el verano … llega el invierno y seguimos arrastrando las maletas del pasado que pensamos dejamos lejos …se caen las hojas del árbol se congelan los lagos y todo en el fondo vuelve a tomar su lugar…como oscuros riachuelos navegan a veces por mi mente los pensamientos de antaño sobre la destrucción de la cuna de mimbre no es que no haya perdonado no es eso… es que serán parte siempre de lo que hoy soy … quiero limpiar mi alma de esos aciagos pensamientos sobre la mano que nunca meció mi cuna ya no pesan pero están como polilla en armario viejo queriendo devorar mi alma alejo esos pensamientos mientras la tetera canta su melodía ufana y el hacha caerá en el tronco si es lo que pretendes me digo… a veces es difícil deslastrarme de ciertos recuerdos mantener el canal congelado en los ríos del olvido donde todo está inerte pero no todos son funestos los de mi padre siempre están relucientes igual que gema depositada en el suave terciopelo dentro del cofre… tomo la taza sumerjo en el agua hirviente la bolsa para que desprenda su sabor y aspiro el suave aroma que me llena del recuerdo a mi padre que le gustaba tanto el té como a mí cuanto extraño su aroma a fe y calidez… sus palabras como ánfora llena de ternura me daba de beber siempre … su destacada estatura que a su sombra me gustaba tanto cobijarme tomándolo de la mano … su sonrisa que era para mí como música genial y rimbombante que estremecía todo a su alrededor llenándolo de alegría …añoro el rayo de sol que siempre se posaba en su mirada al verme que derretía toda nieve que yo hubiera acumulado …. yo siempre corría feliz a su encuentro y al igual a paloma segura en el nido me quedaba dormida al final del día entre sus brazos…con la mirada triste miro hacia afuera al escuchar como la alondra emite su canto me gusta observar la naturaleza siempre la eterna compañía de mis soledades oxigenando mi alma de su poesía exquisita… …miro a través de la ventana de cristal la luz diurna va disminuyendo se puebla el cielo de grises nubarrones otro frente frio azotara a México… otro periodo de lluvia anuncia una voz extraña en el cajón de las visiones …las copas de los arboles parecen encorvarse al paso del canturreo del viento sobre ellas … abotono mi blusa siempre rebelde mientras las lagrimas me ruedan…las prohíbo sobre mi rostro ya dejare de aspirar el vapor de los recuerdo llenándolos de nafta al traerlos al presente…. contemplo el cielo mientras vuelan las blancas garzas a lo lejos …hermosas aves vuelan inclinadas en bandadas …me gusta deambular por ese puente hacia el infinito donde salen a mi encuentro los sueños… bajo esa luz de amor que me amanto con su magia y hábilmente reparo mi corazón una y otra vez …pero no soy princesa salida de cuento que corre entre bosques de quimera ….amo la realidad …mi realidad llena del amor que plena mi alma trato de siempre ir con la mirada en el horizonte ese que me traza el camino que debo andar….no siempre será fresco césped verde muchas serán guijarros con puntas afilada que debo transitar con pies descalzos pero no hay nada mejor para enfrentar a los dragones que la fe que un día me regalo el universo …pero a veces es inevitable estar como magnolia azotada por breve tiempo por la tristeza …Xiomara Beatriz


6 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Ojalá sólo fuera a veces.

Besos.

Anónimo dijo...

En efecto, es inevitable reflejarse en las aguas, a veces tristes del pasado. Ver el propio rostro moviéndose con las ondulaciones de unos acontecimientos antiguos. Por fortuna, ya no somos los que fuimos. Ni volverán aquellos días lúgubres, aquellos no, en todo caso, otros. Cuando nos recordamos en el tiempo pretérito acudimos a una imagen de nosotros mismos que ya no existe. El viaje de la vida transforma continuamente. Cada año, día, hora, minuto, segundo, nos moldea sin darnos cuenta para convertirnos en otras personas. Otras personas diferentes de aquellas que fuimos en el tiempo...

Suso dijo...

Qué sómos las personas sino recuerdos... (buenos y malos) Precioso. Un beso Xiomara Beatriz

Xiomara Beatriz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Xiomara Beatriz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Xiomara Beatriz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.