sábado, mayo 30

UN ANGEL ENAMORADO


Una vez soy esta mujer que tiene el veneno de tu pasión en su sangre sin poder sacarlo de su vientre ...esta que se deja poseer por la embriagante fragancia de los deseos que como tormenta la acosan implacablemente y de sus labios exhala un suspiro al no poder beber el aroma palpitante de la piel de tu cuello al recorrerlo...mientras siente su cuerpo temblar anhelantemente sin sentido cada vez percibe tu enérgica presencia...


Mujer de ojos de sueños dices esa que opaca el atardecer con su apariencia de ángel y centro de fuego...esa que mira hacia tu horizonte con la avidez del la seducción de una tarde de verano tendida en el agua cristalina bajo la luz azul del manto de la quimera que la cobija...esa que tu sonrisa reclama deseando sentir el arrullo de tu aliento enmarcándolo entre las líneas de sus labios que sientas en ellos la travesía del vuelo de su pasión dentro de tu boca como águila jamás rendida mientras buscas mis ojos anhelante de deseo..amorosas caricias bajan por tu abdomen libidinosas amantes son mis manos que traviesamente buscan un paraíso donde estacionar sus fantasías....logrando estallando luces de brotes miles en los cielos de tu piel cuando no logras escapar al arrullo de sus besos de niña mujer...



Ya sabes me gusta escribir palabras con ningún otro sentido que el de acariciarte con ellos ...lo hago ahora asomar por la rendija de mi alma mi ser que esta ansiando el embriagante camino hacia ti ... con mis pensamientos vagando peligrosamente por la cornisa del placer....escuchando a lo lejos la balada de los riachuelos que en el asfalto que ha dejado la lluvia apenas caída donde el vapor del tórrido clima me contagia desprendiéndome de mis vestiduras vencida por el sopor de la noche..Imagino tus manos frías...tus dedos acariciando cada pliegue escapar dejar de mi un gemido...



 Te sueño desde allí tendida en las alas de mi imaginación...como un campo fértil...esperando la garra de tu arado penetrando en mi tierra fecunda para ser desterrada de los desiertos...a tu lado florece y se iluminando mi alma... mi cuerpo te reclama deseoso en las desembocaduras de la pasión... y el tiempo se convierte en mi enemigo queriendo ser lento como un caracol cuando te espero y correr a la zaga como un potro desbocado cuando estoy a tu lado...


Xiomara Beatriz




1 comentario:

eyael dijo...

Allí donde tu decidas volar yo te prestare mis alas.