viernes, octubre 30

El Mar....



Hay días donde me canso ser el cuerpo que deja huella sobre la manta y la arena a orillas del mar posición algo privilegiada dirán algunos siempre esperando que el mar golpee mi pecho …mis costillas…mi corazón encajonado nicho de la techumbre de mi alma…quiero sumergirme en el mar …en sus entrañas despojada de lo mundanal…sedienta…mecida entre tantas leyendas… el mar fuente de tantas inspiraciones que lo engalana de tanto misterio …de tanto esplendor… no para perecer en sus dominios sin dejar rastro nada más lejos de mi sino como ninfa recostada en suaves almohadones... ser como la ola …como espuma que llega a la orilla besa y se retira…experimentar viajar a otros continentes sin ser ave sino dócil agua de rio que al mar penetra donde pierde dulzura para ser sabores salinos que rocen tu piel despejando los sentidos de la insondable timidez habitual en ti …que seas tu alma igual que perla rendida que abre las compuertas a la irresistible ola descubriendo su belleza …ola que se acerca… se va y envidia da pues no para de arrullar …aguas turquesas …ilusiones de coral que te lleven a un alucinado sueño de corrientes …de arrullo aquellos que te invadirán como versos rimados del espíritu inquieto que se acerca a tu pecho con rostro hechicero …aquella que te haga susurrar “increíble que no sea poeta”…no es acaso poesía que se desliza cuando te hundo en el mar de mis palabras donde mi alma va arrullándote con amor en el aposento de dioses… enamorada de la vida que azota con sus corrientes que hambrienta de tu alma está…lugar donde cobija tu aliento rebosante de alegría pues te zarandea aunque no te toque con mis palabras provocando estallidos del frenesís del amor lejano que secuestrar quiere a tu corazón enajenándolo de la visión de ninfa de las mareas queriendo siempre inundar tu alma con clara intención de llevarte al centro de la tierra para luego rescatarte traviesa y calladamente con tu beneplácito para acarrearte al cielo aquel lugar que se es tu hogar…Xiomara Beatriz


9 comentarios:

Anónimo dijo...

Se diría que las huellas en la arena, a la orilla del mar, desaparecen con el embate de cada nueva ola. A veces las apariencias engañan. Esas huellas, esas pisadas de pies descalzos y pequeños, cálidamente fríos siempre, reaparecen como por arte de mágia en las dunas de los oasis y en las sábanas de espuma bajo las palmeras. Esas huellas recorren el firmamento de las noches estrelladas, repletas de brillantes lunares pintados en el cielo. Para saber el número exacto de tantos cuerpos celestes hemos de lanzar besos al aire para contarlos. Cada beso alado pertenece a una estrella...

TORO SALVAJE dijo...

Pero que bonito.
Para derretir a cualquiera.

Besos.

Antonio Navas dijo...

Emocionante, tus palabras siempre edificantes y hermosas acompañadas de esa interpretación magistral de Memory, superior Xiomana, felicidades.

Javier Martin Alvarado dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Xiomara Beatriz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Xiomara Beatriz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Xiomara Beatriz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Xiomara Beatriz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
saber_orolop@hotmail.com dijo...

ME PARECE IMPRESIONANTE.

ES GUSTOSO SABER QUE EXISTE AUN ALGUIEN QUE INTERPRETE SU ESPACIO CON POESIAS INTERESANTES.
EN VERDAD MUY INTERESANTE.

NO MAS DE PASADA.
ME ENCANTO

UN ENCANTO
OK.