domingo, octubre 25

Missing....



Ahora soltare… liberare lo retenido sin miedo a ser consumida en el dolor…ventilo mi alma para dejar escapar las cenizas de las tristezas acumuladas…el sol cae en el horizonte hunde sus rayos en el mar fatigado de la larga jornada…se desvanece la tarde mientras la ola aun sigue arrojándose con ternura en la orilla con su blanca espuma…me pregunto si allí en el más lejano confín del mundo se continuaran exhalando aromas nocturnos de sueños latentes de fuegos eternos...lejanos murmullos de amor traspasan el ambiente a mi alma…se abrazan a mi rodeándome de aromas de sándalo …recuerdo aquel que me ofreció con ternura su mano en mis tristezas y alegrías …compañero fiel de mis sueños ..Aquel que dibujo un silencio con amor en mis labios…presente efímero que anticipaba otros cielos…él lo sabe yo lo sé…qué importa si va o viene… seguiremos enredados en las líneas trenzadas del infinito…Llore todas las veces que fingí cierta lejanía mientras luego escribía largas cartas salpicadas de ilusiones para luego deslizarlas en los cajones de oscuridad profunda convocando el huidizo olvido …Yo seguiré viviendo en mi buhardilla como el raro ciprés que golpea con sus ramas mi ventana …seguiré escuchando el suave murmullo del mar cercano que me hechiza...El eterno canturreo de vida del poblado que ahora me cobija… ajustare delantal o zapatillas cada día pero nada doblegara mi sentir por el que germina… crece y no tiene fin ..Xiomara Beatriz






4 comentarios:

Anónimo dijo...

En las líneas trenzadas del infinito nos encontramos, y te veo ajustándote el delantal o las zapatillas, y otras prendas que sueño. Te imagino vestida con granos de arena de desierto. De repente estalla un vendaval y los granos vuelan a otros confines, pero tu permaneces, vestida con tu piel marina, bañándote en mi mar de olas que van y vienen...

Jesús Arroyo dijo...

Hola:
Me alegran mucho los comentarios que haces en "Caminos de Tinta". Espero que te sientas como en tu hogar.
Sobre tu relato, el final es muy bueno. Compañía, soledad... siempre tú.
Besos.

Xiomara Beatriz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Xiomara Beatriz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.