lunes, octubre 19

He cruzado océanos de tiempo para encontrarte…




El cielo azul inundado de lágrimas que se desprenden de densos nubarrones grises que manera pertinaz lo cubren con cantos sombríos …fragmentos de azul y luz aun se visualizan en la lejanía de ahí la sensación de soledad que oprimen hondamente… particular sensación el día de hoy como mordedura de víbora te persigue contaminando las venas con su veneno inundando de violentas sensacione de puertas que se abren mientras otras se cierran…. nostálgico otoño de pinceladas ocres …dorados…rojizos ...reposos de fuerzas donde comienza lo sublime para cobijarle luego el silencio del invierno…. pero la afonía pesa sobre mi desde hace tiempo…hay días aciagos donde distingo menos de lo debido la dinámica de fuerzas que todo lo contiene en el manto de la vida…como negras aves picudas acarrean las semillas impidiendo que fructifiquen …cuando terminara mi penitencia y volver a el confluir de corazones y almas dando belleza al universo… manar entre ambrosías eterna de tonos malvas..Cada vida voy recogiendo fragmentos que me llevan a él…acontecimientos que van vaciando el alma de irrelevantes clamoreos…arrullos de señales que van dando pauta al encuentro…hechizada por el vaivén de haber conocido el reflejo de mi alma…perpetua visión de mi horizonte…pero el acecho del sol le ha cegado al mirar la cristalino espejo de lago del alma …entumecido retrocede ante la sorpresa de la visión de la luz que lo arrastra a la dualidad de las polaridades de regreso al hogar...Centinelas planetarios de la luz que brotan de las entrañas del mar donde yacen la vida….esplendor que hace titilar enloquecidamente los sentidos seducidos por la belleza del alma …con el arrojo desnudo de atavíos quiero coronarle con ramo de olivos llenos de sentimientos …penetrar con la fe de cruzar el enorme vacío que nos separan …caminar los corredores de luz índigos que rugen en mi alma al verlo …pero aguardaré para un día almizclarme de los cimientos que bendijo el cielo …Xiomara Beatriz

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hay instantes "poco allegretos", momentos en que el cielo llora de ausencia y sus lágrimas sirven para fecundar futuros tiempos de felicidad. La tristeza de hoy es la antesala de nuevas risas en el clarear de la mañana. Hay momentos de todo y todo es un momento eterno cuando tu alma es la mía...

Xiomara Beatriz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.