miércoles, octubre 7

Resucitar…


Viajando a otros sueños como pájaro solitario …una estrella refulge mientras en el lago se refleja la luna que con su luz disipa la niebla de todos los rincones del alma…vuela entre sus sueños como soplo rasante que busca agitar las hojas…cual ráfaga del sur que como velo se aposenta en su cuerpo canturreando holgazanamente …dejando a su paso una lluvia menuda mientras con decisión avanza buscando reposo….incoherencias musita entre sueños percibiendo el aire que intenta dar a la piel bruñido de felicidad …mientras en carne viva los sentidos gritan como preso a carcelero buscando libertad de nuevo…hilos de larga historia los atan de forma imperecedera aunque las bisagras de la vida les cierran una y otra vez las puertas consiguen escapar al refugio en la buhardilla del alma allí donde se depositan los sueños…

Reluciente sonrisa esboza su rostro como encendido de una vela en el sótano adquiere luminosidad su rostro…de forma trémula invade el ardor de poseer su alma como pie a zapatilla… amarle es ir saltando desde las sombras a la claridad…danzan los amantes cubiertos de hojas de crisantemos atiborradas de ternuras mientras ascienden los suspiros en la casa que todo lo contiene… rompen el silencio resonancias en el pecho como caballo desbocado retumban los corazones…

Mientras el susurra consúmeme y llévame al más lejano limite donde el acantilado de la vida no nos alcance…aguas de atardeceres en el borde del mundo fluyen…flotan por un instante los amantes y se hunden mientras el tic tac del reloj no se detiene ya la aurora anuncia despedida…y traspasan los sueños a la vida de nuevo…

Xiomara Beatriz

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Para resucitar, un veneno atrapado de tu tela de araña, un exilir de tus labios, una sábana de arena de oasis que me entierre entre tus brazos... Y no resucitar al tercer día, sino resucitar en cada instante, en cada refejo, en cada de vuelo de tus pestañas, en cada mirada de tu alma...

eyael dijo...

No es leerte es sentirte, cada silaba, cada coma, punto, acento, cada nota que imprimes en cada carácter es notarte , niña revoltosa, correteado en mi interior , me llevas de aquí a allá, de sueño en sueño, de silencio en silencio,haciendo que este temor a ser se diluya y aflore aquello que lucha por vivir desde dentro.
Mi miedo, mi miedo soy yo , miedo a ser lo que vive en mi , miedo a cegarme de tanta luz.
Humilde entre vocablos , mendigo de sentimientos. No es el camino el que me detiene, ni el horizonte el que me frena , es el sol el que me da miedo , miedo a cegarme y al vez se que necesito de su luz.

Xiomara Beatriz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Xiomara Beatriz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.