sábado, diciembre 19

Como Julieta en el balcón de los sueños siempre te espero…


Bajo el manto de la madrugada donde se sublevan las notas musicales ante la máscara del silencio como la luz que se cuela por el resquicio de la ventana de una habitación oscurecida así se va inundando la estancia de un canto acompañado de notas rasgadas de guitarras que pernoctan al pie del balcón …aun vibran en ella sus palabras y con ellas los sentimientos que afloran en su alma …sonríe y como alondra corre descalza a disfrutar de la inesperada velada envuelta entre los vapores agridulces de la tonada llenas de amor y añoranza pues dice el verso del estribillo que cada hora que se pasa es un beso que se atrasa mientras sus manos abrazan con cierta euforia la fría baranda desnuda para ponerse en puntillas y mirar abajo a los peregrinos que a la madrugada visten con su canto de sublime roció de amor…el cielo al igual que su rostro se ilumina de sueños al escuchar los vocablos llenos de armoniosos y apasionados cantos que van evocando suavemente sus sentimientos enredados a los de su amado…cada nota musical es un hada danzando haciendo magia en nuestro corazón haciendo olvidar las penas de este mundo muchas veces delirante…el cielo se abre para ella invitando a su alma a volar entre las estrellas para mezclarse con el brillo de su esencia divina para que luego intente transformarlos en palabras esbozadas con labios de coral que no emiten sonido alguno pero de alguna forma toma de la mano a quienes la leen para llevarlos a un viaje mágico…casi místico de su amor… despojarlos del peso que encarcela al ser humano de su libertad y volar con libertad lejos de este mundo terrenal… canta un gallo a los lejos contagiándose de la música que músicos emanan…el también quiere cantarle a la vida… a la madrugada …al amor que siente por el alba…quizás llena de presagios de alegrías o de tristezas nada escapa de ellas pero si podemos vivirla tomando la antorcha de amor posarla en su único trono para que brille como un sol dentro de nuestro pecho …ahora quiere conseguir papel y tinta escribir versos ligeros como vaporosos vestidos de seda soplados hacia arriba por el viento… quisiera ser brisa fresca en al corazón que en la lejanía ama lo llene de ternura…se dice sí que habitara siempre el corazón entre las estrellas podría ser esa luz que se cuela por su ventana…hacerle sentir el amor de sostener su mano mientras a su rostro mira con dulzura …ser igual que la mano que toma el padre al niño al cruzar la calle para darle fe …ser como la caricia de la madre que amanta y mira arrobada la carita tierna de su pequeño sin pedir nada a cambio …si supieran los músicos como a ella le trasporta su canto … la ilumina como si fuera una lámpara encendida invitándola a recorrer diversos senderos por muy oscuros que parezcan dejándose llevar solo por la rosa de los vientos pues no hay límite de tiempo o espacio cuando el alma quiere ser nota musical …su corazón ahora guarda un dulce reposo pues sabe que el también la ama mientras su cuerpo se asoma como Julieta en el balcón de los sueños mientras y observa como comienzan a despuntar los hermosos coloridos del alba …Xiomara Beatriz

3 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Si te hubieras puesto tú en el balcón el post sería inmejorable.

Besos.

Jordi dijo...

Así es, Xiomy, cuando el alma quiere ser nota musical son posibles todas las melodías y todas las serenatas bajo los balcones, a la luz de las lunas siempre resplandecientes de la esperanza. Los senderos oscuros se vuelven luminosos gracias al fuego de los volcanes de la tierra. Y todos los elementos se confabulan para hacer brotar bellas palabras de los labios de coral, versos vaporosos como vestidos aleteados por suspiros eólicos...

NV BALLESTEROS dijo...

Como una hada danzando en tu balcon, bajo cada nota musical miro despuntar el alba...
Que tengas un bonito Domingo.
Besos.