sábado, diciembre 5

Resumiendo quiero seguir viviendo...


Los árboles están melancólicos luego de una pertinaz lluvia como helechos tumbados sus brazos acarician el asfalto …el pueblo despertó con una inamovilidad inusual… soledad y bóveda gris nos acompaña … un perro vagabundo… aislado y absolutamente solitario está desafiando el camino cubierto de las aguas recorriéndolo hacia la pendiente del canal que lo ata a la vida …el día tiene una aparente sensación de irrealidad …hay mañanas frías grises cubiertas por un velo que distorsiona el mundo que ven tus ojos y hay otras que de lo luminosas parecen brasas que te arde la piel de felicidad y el alma ve exactamente el camino que debe tomar …ahora levanta el vuelo mi alma…Que se busca? …la eternidad de un amor en un mar asoleado que prenda fuego al alma fría y así seguiremos inventando mil situaciones …y si tuviéramos esto y lo otro …todo lo que nos impiden vivir lo que tenemos ante nosotros buscando la tetera de oro que al frotar salga un genio para que cumpla nuestros deseos mientras nuestras vidas fluyen y se alejan sin vivirlas realmente …

Yo me aferro a esa pulgada de luz que se cuela entre las densas nubes alejándome de esa caudalosa oscuridad…multiplicando su destello dentro de mi despojando el palacio de mi alma de toda melancolía…el marco de la puerta de cristal donde me recuesto a ver el día ya no se ve envejecido comienzan a deslizarse otras tonalidades quizás es el dulce cantar del viento que tozudamente quiere arrastrar las nubes hacia otros cielos…la puerta de los abismos se ha cerrado y comienza a dar zancadas la vida liberando a los habitantes de su sueño …las flores del jardín cercano vuelven a tomar esa misteriosa iluminación que siempre les acompaña…la gente comienza a sembrar la calle de sus pasos …de sus chácharas mientras aun gotean los tejados …los sonidos comienzan ahora a llenar la percepción con su habitual melodía….un pájaro vuela…queda pulverizada la anterior inercia…regresa la ilusión tomando pomposamente la avenida…mi alma danza al escuchar leves sonidos de risas y murmullos como conspiradores que me apartan de la melancolía para invadir mi vida de total felicidad…

Xiomara Beatriz


5 comentarios:

Jordi dijo...

El espectáculo de los elementos, la fuerza desatada de los elementos. Si Vivaldi leyera ese texto, podría componer unas cuantas estaciones más.
Pasada la tormenta, vuelven a volar los pájaros en el cielo. Se oyen de nuevo las risas y murmullos de las criaturas terrestres. Se cierra el ciclo para que vuelva a empezar otra vez en el próximo concierto de la naturaleza...

TORO SALVAJE dijo...

Y a mí me alegra mucho que sea así.

Besos.

Xiomara Beatriz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Xiomara Beatriz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Xiomara Beatriz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.